ÉPALE313-CIUDAD

EL URBANISMO OP 17, UBICADO EN LA URBANIZACIÓN LA PAZ, ES UN EJEMPLO DE CÓMO EL TRABAJO DE CONVIVENCIA EN COMUNIDAD ES LA CLAVE DE CONVIVIR PARA VIVIR EN PAZ EN CARACAS, EN VENEZUELA Y EN TODO EL MUNDO

                        POR MARÍA EUGENIA ACERO COLOMINE • @ANDESENFRUNGEN                     FOTOGRAFÍAS: MICHAEL MATA

Para toda la comunidad del sector
La Paz y sus adyacencias

CANTO I: INFERNO

Lasciate ogni speranza, voi ch’entrate

Crecer con ilusión urbanista

Crecer con ilusión urbanista

Si a usted le dicen que vaya al Urbanismo OP 17, ubicado en la urbanización La Paz a cubrir una pauta (o a comprar teticas de coco, mandar a reparar sus zapatos con Juanchi, el guapo del estacionamiento, o el piazo’e queso donde Jacinto, el de la torre C, o cucas frescas donde Doris, la sinpar de la torre A —que también le hace consultas con los caracoles mientras vende verduras—) ¿usted se echaría ese carro? ¡Ni de vaina! ¿Verdad? Lo primero que mucha gente piensa cuando se habla de los cariñosamente mal llamados “Rodeo I y Rodeo II” (los dos bloques de las 10 torres de este gran urbanismo), es: ¡Guillo, que hay mucho pillo! ¡Zape gato, ñaragato! ¿Qué? ¡Chu! (y de seguro hasta Superman arranca corriendo valientemente en dirección al metro de La Paz, dejando las cholas, el interior rojo marca “Leopoldo”, la criptonita y la estela de humo, como el Correcaminos). Se comprenden las razones de tanto terror: ¿Hay malandros? Sí. ¿Tiroteos? También, como en todos los barrios y comunidades de los urbanismos que aún combaten pacientemente las esquirlas del profundo daño espiritual que nos dejaron las enseñanzas del capitalismo patriarcal, que en algún momento nos inoculó la idea del “ta barato, dame dos” y la riqueza fácil ganándote el Lotto y la lotería de los animalitos. También es cierto que hay detalles graves, según nos denunciaron vecinos en la zona al saber de este trabajo hecho con tanto amor por todo el equipo de Épale CCS. Como nos queremos tanto, esa comunidad, y nosotros, en esta redacción, procedemos con un par de denuncias (pertinentes): la comunidad pide más de una caja por grupo familiar. Son 98 grupos familiares en el espacio, y solicitan que se actualice la data del censo originalmente tomado en 2011. El vocero de la torre I, Raúl González, nos sugiere: “Queremos que se hagan censos anuales, y que no nos saquen a nuestras familias si llega la OLP o FAES a barrer con política de tierra arrasada a los compañeros del hampa”. Doña Juana Pacheco interrumpe, y prosigue: “Hay ascensores que no sirven, los ductos de basura los echaron a perder, y no han reparado el ascensor de la torre J”. Pedro Martínez interrumpe a doña Juana y procede: “Hay un bote de agua en la autopista que no reparan, y no atienden las solicitudes de adjudicarles una caja de CLAP a las personas en situación de calle refugiadas en los locales comerciales que ahora son el hogar de varios grupos familiares”. La señora Eduvigis López se acomoda el rollete de la cabeza y aprovecha junto con la nieta de pedirnos que anotemos que “ese bote de agua de la O’Higgings parece las Cataratas del Niágara, mija. ¿Y no vio esa montaña de basura? Anóteme eso ahí, mijita. Además, falta un semáforo para poder cruzar la calle en la avenida” (la O’Higgings). ¡Hay que escuchar al pueblo! Al unísono, la comunidad entrevistada nos invitó a las reuniones de las y los voceros de la comunidad, y a presenciar las actividades que están haciendo en los consejos comunales aledaños al urbanismo. El señor José Briceño, miembro de la comunidad y cocinero experto (vende los mejores tostones, patacones, desayunos, almuerzos, panes y postres de toda la plaza “Hugo Chávez”), nos solicitó que notificáramos de las injusticias contra las personas en situación de calle ubicadas en los locales comerciales, así como la fuga de gas que desde hace cinco años no ha atendido la empresa Domegas pese a las innumerables denuncias de la comunidad, y a que, la propia comunidad de vecinos del urbanismo se ha apersonado para reparar motu proprio,  las tuberías internas de las torres I y J del urbanismo para evitar una catástrofe. Desde este lado de la pantalla, les solicitamos a las autoridades competentes que por favor solucionen cuanto antes este problema. En días inminentes de la guarimba fascista, un pequeño incendio en la autopista, junto a la tubería de gas que surte a la comunidad, generó la alarma de propios y ajenos. Si este problema no se solventa, pudiera suscitarse una tragedia de magnitudes dantescas que, obviamente, no queremos para nuestro pueblo.

La compleja belleza de las caras lindas de la OP 17

La compleja belleza de las caras lindas de la OP 17

CANTO II: PURGATORIO

Fe a prueba de todo

Fe a prueba de todo

Gabriel Pérez es pastor de la iglesia Pregoneros de Cristo. Este espacio ha sido testigo de cómo una iniciativa espiritual humilde creció hasta ayudar a cientos de personas a través de la doctrina de Jesús y del amor al prójimo. Acciones desinteresadas como las del pastor Pérez han ayudado a la comunidad a generar paz y alivio a las almas perturbadas que necesitan salir de sus propios demonios capitalistas, machistas y consumistas para encaminarse rumbo a la revolución originaria que impulsara el primer gran chavista de la historia del mundo actual: Chuchito (alias Jesucristo). El camión de Insopesca llega con regularidad a vender sardinas a BsS40 (con efectivo y punto). El parquecito del centro de la plaza del centro de ambos bloques alegra a los más chiquitos; y es esta plaza el punto de encuentro de las chicas más lindas y los galanes más guapos de la comunidad. Ellos practican líricas de trap mientras venden teticas de café, truekean lentejas por arroz, venden cigarrillos, llamadas telefónicas y hasta dan consejos de amor a las almas en pena por culpa de un mal amor.

72 años, y rodilla en tierra. Revolucionarios contra viento y marea

72 años, y rodilla en tierra. Revolucionarios contra viento y marea

CANTO III: CIELO

Todas las complejidades de cualquier denuncia posible se disuelven ante la vista imponente del Waraira Repano o de la brisa fresca que nos regalan las montañas de La Vega y Montalbán. Desde esa panorámica, Selene sale cada mes detrás de las faldas del Waraira a saludarnos. Las estrellas hacen gala de una sinfonía galáctica digna de un concierto de Jean Luc Ponti o Vangelis. La autopista arrulla el sueño de los vecinos.  la comunidad ha aprendido a entreayudarse, y hasta enamorarse y parir muchachitos buenos de la matria grande, que van a clase en la U. E. N. República del Ecuador, rumbo a la Beatrice de la utopía del buen vivir.

Así nos ve el urbanismo OP 17. Muéranse de la envidia

Así nos ve el urbanismo OP 17. Muéranse de la envidia

ÉPALE 313

Artículos Relacionados