¡5to Aniversario! Minimanual

Minimanual para soportar un minimanual

Por Nathali Gómez@laespergesia / Ilustración Justo Blanco

Han pasado cinco años desde que yo, que nunca había tenido una columna, me estrené en estas lides un 15 de octubre de 2015. El tiempo pasó volando y me sorprendió darme cuenta de que había escrito tantos minimanuales durante este quinquenio. Creí que no pasaría de unos diez y miren, sale a mi encuentro el quinto aniversario y me deja sin palabras. Como en toda relación larga hay que establecer algunos parámetros para que continúe, a pesar del nado ocasional en aguas convulsas. Este minimanual de hoy es para mí y para ustedes. Es nuestro regalo.

  1. Lo que dije en el primer minimanual está intacto: “Desconfíe de los minimanuales. Usted sabe: ‘El mejor consejo es el que no se da’”. Sí, me cité a mí misma. Perdonen la aberración.
  2. No se tome estas líneas tan en serio. Yo todavía me río mientras escribo.
  3. La exageración de las situaciones dramáticas es una manera de hacerlas más llevaderas. La otra forma es dormir (o hacerse el dormido).
  4. Escribir un minimanual es haberlo protagonizado antes. Hasta los personajes más detestables que allí describo tienen una pizca (o una tonelada) de nosotros mismos.
  5. En una relación duradera con la palabra debe estar en secreto algo. Aún no lo descubro pero “estamos trabajando en ello”.
  6. Busque un oasis para alejarse de tanta seriedad o un desierto para sumirse en ella.
  7. Peléese con la realidad, pero regrese.
  8. Llene su cotidianidad de paréntesis (también se aceptan puntos, comas y corchetes).
  9. Trate de no aburrirse. Si le pasa, tome distancia, tiempo y vacaciones.
  10. ¿Será que llegamos a otro aniversario?

Minimanual para no soportar un minimanual (ni nada en general)

Este lado B va para esos consecuentes amigos que detestan el Minimanual, pero viven leyéndolo sólo para detestarlo más. Además del psicólogo, que ya es de cajón, les recomendaría que a partir de esta edición se alejaran de este material corrosivo que tanto los perturba porque no dice lo que ustedes quieren leer.

  1. ¿Su monoejemplo? “Para cuando un minimanual que hable de tarifados, jalabolas, justificadores, ineptos, cómplices de la ignominia, desnaturalizados, poco empáticos” y una larga lista de “cualidades” que no suelen ir más allá de una sencilla proyección.
  2. NO LO LEA, en serio, hay millones de cosas tan divertidas, como jugar con el dinosaurio de Google cuando se cae la conexión.
  3. La amargura, la tos y el amor son inocultables. Es una pena perder tanto tiempo tosiendo y amargándose.
  4. A partir de aquí es un fastidio ocupar tiempo en ustedes. Me voy a rebelar contra este minimanual sin sentido.
  5. Como ya empecé y hay que terminar, les contaré varias cosas:
  6. Me gustan los atardeceres en la esquina de Gradillas.
  7. Me gusta no gustarles.
  8. Me gusta caminar sin saber a dónde ir.
  9. Me gusta lo que no les gusta a ustedes.
  10. ¿En serio llegaron hasta aquí? Qué hígado el que tienen.

ÉPALE 389