Venezuela illustration of venezuelan flag

POR NATHALI GÓMEZ @LAESPERGESIA

En una habitación vacía usted mira a su alrededor, la rapiña se lo llevó todo, hasta su pijama preferida, esa que era un hueco rodeado de tela. No queda nada, absolutamente nada más que esa que siempre se resiste a irse, así le pongan escobas detrás de la puerta, la asedien o la hagan sentirse mal. ¿Sabe quién es? Sí, esa misma: la dignidad.

  1. No tenga vocación de mártir, pero tampoco deje que lo ninguneen.
  2. Quienes no saben sobre usted, sobre su país y sobre su cultura creerán que usted se vende por poco. Convénzalos de su error.
  3. La dignidad brilla, así usted se sienta un poco gris.
  4. Desconfíe de los ofrecimientos de quienes saben lo que usted necesita.
  5. Siéntase digno hasta con un par de cholas petroleras, de esas, las invencibles.
  6. Defienda lo suyo, aférrese a su identidad, a sus valores y creencias. Son su patrimonio inmaterial.
  7. Ser digno no es ser soberbio.
  8. Rodéese de personas como usted.

ÉPALE336-TUIT ÉPALE336-DICCIONARIO ÉPALE336-MENTILIBROS

ÉPALE 336