Phentermine Cheap Without Rx Required Canada A VECES EL CAMINAR NOS DA LAS MÁS SIMPLES Y AGRADABLES SORPRESAS, CUANDO NOS DAMOS EL TIEMPO DE HACERNOS ALGUNAS PREGUNTAS: ¿SABES QUÉ ES UNA VENEZUELA INSURGENTE?, ¿SABES QUÉ PERIPLO HA ATRAVESADO NUESTRO CASCO HISTÓRICO HASTA SER COMO LO VEMOS HOY?, ¿SABES CUÁNTOS ESPACIOS HAY PARA HACERNOS PREGUNTAS COMO ESTAS?

POR  ARGIMIRO SERNA / FOTOGRAFÍAS JESÚS CASTILLO

Can You Buy Phentermine Online In The Uk Ya nos ha sucedido que descubrimos nuevos espacios físicos cuando los nombramos. Las ciudades, esta y todas, tienen esa particularidad, y en la nuestra suele sucedernos, a muchos, que algunos de esos espacios siempre han estado a la vista. Incluso, hemos pasado frente a ellos a diario y hasta los hemos visitado, pero sin saber su valor y su devenir compuestos en su nombre que, como en este caso, se prestan a juegos de etimología popular por su forma característica y peculiar, tanto del espacio en sí como de la forma como lo nombramos. La historia trenzada con hebras hirsutas trasiega la memoria y deja una imagen con detalles y sorpresas. Muchos de esos espacios alimentan un imaginario caraqueño, un tanto de antaño; otras veces, moderno; y, frecuentemente, mezclado. Cuando nos ocupamos un rato en preguntarnos sobre lo evidente puede suceder que dentro de la ciudad haya otra que no esperábamos, aunque ella a nosotros sí.

Espacio de encuentro

Buy Adipex Over The Counter Espacio de encuentro

Cheap Phentermine Without Rx OASIS PARA LAS REFLEXIONES

http://cortel.com.br/in-memoriam/2011/06/22/animados-cemiterios-medievais/ Cerca de todas partes queda un oasis en el cual podemos y quizá ya lo hayamos hecho tomarnos un cafecito; en más de una ocasión, sin saber que se trata de un lugar que ha evolucionado enfrentando trasformaciones paulatinas a lo largo de los últimos siglos. Justo detrás de la casa de Bolívar, al lado de la gran torre del Banco de Venezuela, hay un jardín llamado el Jardín de los Granados, donde un sucinto café ofrece su homónima bebida, además de tortas. Ahí podemos permitirnos una reunión o un descanso apropiado para hacernos preguntas que, por obvias, las subestimamos y tendemos a pasarlas por alto, diariamente. ¿De dónde carajo ha salido este sitio? Y en eso pasa una amiga con la que quedamos en vernos; o con algún socio para espetarle que se tarda mucho en resolver algún percance; o para solventar una falta propia; o para sacar cuentas bancarias antes de quedar mal con alguna súbita reunión amatoria; u olvidar un rato alguna reunión de trabajo desairada; o resolver un crucigrama o un sudoku que, por su dificultad, sentimos que algo de honor está en juego; o atender Facebook con los últimos megas que nos quedan; o contar algunas ovejas rezagadas en el insomnio postrero; o esperar que sean las 2 para que llegue el funcionario en cuestión; o pensar en el último texto que escribimos para unos o en el que leímos para otros; o incluso buscar, con otros pocos megas que quedan, el significado de esas palabras que estos articulistas usan en la revista Épale CCS… hasta que, entre tantas posibles distracciones, olvidamos nuevamente responder las preguntas: ¿de quién fue la idea de este sitio?, ¿de dónde salió?, ¿a quién se le ocurre dejar un espacio así en medio de estos edificios?

 

http://kiril-mischeff.com/wp-cron.php?doing_wp_cron=1567157525.1688399314880371093750 EN LA CUADRA HISTÓRICA, QUE CONVIVE CON LA MODERNIDAD, QUEDÓ LIBRE UN ESPACIO PARA DESCANSAR DEL TRÁFAGO COTIDIANO; DONDE MENOS LO ESPERAMOS, PERO DONDE MÁS SE NECESITA

http://andyblackmoredesign.com/wp-content/uploads/11263077_350932708429061_4161305549624389838_o-1024x643@2x.jpg _

Buy Phentermine Hcl Uk A la vista salta que es una idea tremenda, tan efectiva y apropiada para recuperar aliento ante el tráfago citadino, cotidiano, que absorbe tiempo para dedicar a la curiosidad acerca de ella misma, de la ciudad en sí. Tal es el sublime y cualitativo privilegio de un escritor cuando le toca preguntarse sobre lo evidente, lo que creía saber, pero no sabe.

Buy Adipex Online 2014 DEVENIR SERENDÍPICO

Resulta que la existencia de ese espacio es producto de un devenir lleno de accidentes felices que lo mantuvieron libre de construcciones. Su versión más reciente, de la que se tiene registro, lo encapsula a mediados del siglo pasado con intención de esparcimiento, después de haber sido un espacio abierto, desapercibido por todos los intentos de urbanizarlo. Durante el segundo mandato de Rafael Caldera se convierte en resguardo apropiado, con el fin de aproximar el encuentro entre estudiantes y esos preciados documentos, como son los que escribiera en vida el Libertador de la patria, Simón Bolívar. Contiene una bóveda, donada por el Banco Caroní, para proteger los documentos a temperatura regulada y deshumificados. Adentro, contaba con las instalaciones donde se permitía revisar los documentos por personas especializadas y debidamente permisadas por las autoridades. Hasta 2011, cuando, por orden del presidente Hugo Chávez y con la venia de la Academia Nacional de la Historia, se trasladan los albaranes y la epistolaria del Libertador al Archivo General de la Nación, en el Foro Libertador. Fecha desde la cual dicho espacio es puesto a disposición del público por el Centro Nacional de la Historia, según nos informó el historiador Jonathan Montilla, director de la Red de Museos Bolivarianos. Actualmente, el registro fotográfico de esos documentos está a disposición en la web a través de las páginas colombeia.org y archivolibertador.org.ve.

Cheap Phentermine Uk LAS REUNIONES ENTRE LA GENTE, SEA POR UN RATO EN EL JARDÍN O EVENTOS PROGRAMADOS EN LA SALA, SE COMPLEMENTA CON ENCUENTROS DE CUERPO PRESENTE EN TIEMPOS DE REDES SOCIALES

Buy Phentermine 30Mg Yellow

El Jardín de Los Granados con aroma de café

Duromine Phentermine 30Mg Buy El Jardín de Los Granados con aroma de café

Se trata de un lugar que pertenecía al Casco Histórico, del cual resulta insospechada su forma inicial porque fue devastado por el terremoto de 1812, junto con todas las propiedades inmobiliarias de la familia más acaudalada de la colonia, como era la Bolívar. Se sabe que toda la cuadra fue restaurada por el primer urbanizador, Guzmán Blanco, después de haber sido impugnada por comerciantes a todo lo largo del siglo XIX, quienes hicieron modificaciones profundas en las estructuras y a toda la cuadra. No resulta difícil imaginar cómo, durante tiempos postcoloniales tempranos, en ese espacio abierto en el que ahora descansa la vista, entre una de las torres más altas de la ciudad y nuestro centro histórico turístico, en la esquina de Traposos, en plena avenida Universidad, Antonio Leocadio Guzmán tomaba café después de revisar la última prueba de su periódico, El Venezolano, que da nombre a la plaza donde ahora bailan nuestros abuelos, en el espacio que deja un inexplicable obstáculo, de otro orden de ideas.

Cheapest Phentermine Online Varios tipos de sismos intervinieron en la historia.

Purchase Phentermine Hcl 30 Mg Como resultado de preguntarse por lo obvio, en un espacio que lo permite, también me enteré de que las únicas construcciones que sobrevivieron al terremoto, y también al sismo político que significó la Guerra de Independencia, fueron la Quinta Anauco (en San Bernardino) y la hacienda llamada Cuadra de Bolívar (dos cuadras más abajo de la plaza La Concordia). De los monumentos coloniales que llegan hasta nuestros días, aunque modificados, pero todavía con vestigios de sus rasgos originales, tenemos a nuestra disposición la Casa Amarilla (en la esquina Principal) y el Museo Sacro junto a la iglesia Catedral. Conservan mucho de su forma colonial.

Charla concertada

Charla concertada

Buy Adipex With Prescription La casa natal de Bolívar, en particular, fue adquirida por Guzmán Blanco después de que los Bolívar la vendiera a familiares lejanos, durante el periplo en que sus pertenencias atravesaron su exilio y, posteriormente, en el resto del siglo de guerras interinas, hasta la intervención del Ilustre Americano. Una sorpresa no dejó de exaltarme cuando me enteré de que durante el gobierno de Juan Vicente Gómez se hiciera una colecta pública, en la que fue comisionado Vicente Lecuna quien diera nombre a la conocida avenida donde se encuentra la Botica de Velázquez, para que las propiedades de la familia Bolívar pasaran a manos del pueblo mediante un acto de venta pública. Vaya dato curioso del que se entera uno al buscar respuestas a preguntas imprevistas cuando pasa por un espacio donde han debido tomar cafés otros transeúntes impertérritos de diferentes épocas, incluida el período oscuro de la dictadura de
El Benemérito.

http://randycolyn.com/full-porsche-restoration/feed/ Actualmente, tanto el Jardín de los Granados como la Casa de la Historia Insurgente, que está a un lado, son espacios dispuestos para el debate, los foros, las exposiciones, los activistas de colectivos políticos y diversos, librepensadores, descansos familiares, preguntones reflexivos, estrafalarios aspirantes a intelectuales, sosegados y auténticos hilvanadores de ideas, ociosos, poetas y poetastros haciendo honor a su nombre. Ahí intercambiamos etiquetas, inventamos nuevas, descubrimos algunas, las asociamos con causas o, simplemente, nos las quitamos de encima mientras se da esa mutación que esperamos, precisamente, en espacios como estos. Están todos invitados a hacerse preguntas sobre ustedes mismos o nosotros, propiamente dicho, en la ciudad como tal, para que descubramos cuánto más pueden significar las palabras cuando las separamos siendo in-sur-gentes.

Purchase Phentermine Diet Pills ÉPALE 339

RelatedPost