Sede De las comisiones  de la Asamblea Nacional Constituyente

EL PRIMER VICEPRESIDENTE DE LA ANC, RECIÉN REINSERTADO EN LA DIRECTIVA, DIO UNA EXPLICACIÓN DIDÁCTICA DE POR QUÉ LOS LOGROS POLÍTICOS DE ESE CUERPO DELIBERANTE PUEDEN CONSIDERARSE TAMBIÉN, INDIRECTAMENTE, LOGROS ECONÓMICOS

POR CLODOVALDO HERNÁNDEZ • CLODOHER@YAHOO.COM / FOTOGRAFÍA MICHAEL MATA Y MOISES SAYET

La primera intervención del profesor Aristóbulo Istúriz luego de su regreso a la Asamblea Nacional Constituyente tenía que ser magistral. No podía ser de otra manera porque el hombre es un maestro, en todos los sentidos de esa bella palabra.

Estaba obligado Istúriz a decir cosas importantes. Primero, porque volvía derrotado de su intento de retener la gobernación de Anzoátegui (sí, pues a pesar de lo extremadamente benévolo que es el chavismo con quienes pierden, la derrota sigue llamándose derrota). La segunda razón es porque su retorno a la mesa directiva de la ANC fue ensombrecido por la forma como se manejó la salida del segundo vicepresidente, Isaías Rodríguez.

En fin, lo cierto es que El Profe se lució en su disertación de por qué cuando la ANC ha tomado medidas políticas también ha tomado medidas económicas.

Llegó "el profe"

Llegó “el profe”

Veterano de muchas batallas, y con una virtud didáctica que hizo recordar al comandante Chávez, Istúriz explicó por qué la conquista de un ambiente de tranquilidad es el primer paso para sanear la economía. Sin miedo a que su discurso pueda ser equiparado con el de los tecnócratas neoliberales, Istúriz sostuvo que la confianza es clave para las inversiones.

La intervención del gran maestro se produjo en la sesión en la que se aprobó la Ley del Conglomerado Agrosur, propuesta destinada a armonizar la labor de los muchos organismos públicos y empresas estatales que tienen algo que ver con la producción agropecuaria. Habló luego de una densa exposición del ministro Wilmar Castro Soteldo, en la que esa gran dispersión de esfuerzos quedó plasmada en toda su surrealista expresión. También hablaron el presidente de la Comisión de Economía Productiva y Diversificada, Eduardo Piñate, y los constituyentes Busy Galeano y Gerardo Rivas (“El Papero”). Frente a esas disertaciones, el discurso de Istúriz pudo parecer fuera de orden. Él mismo atajó esa posible percepción al preguntarse qué tienen que ver los logros políticos de la ANC con los clamores de la gente atormentada por los precios de la comida y las medicinas. Fue entonces cuando ofreció su visión de la importancia que ha de tener —cuando se le mire en perspectiva— la paz en la recuperación de la economía.

No le falta razón al brillante pedagogo. Si no se hubiese logrado la paz, la situación económica estaría peor. Pero allí es cuando se echa de menos el debate en la plenaria de la ANC, pues son varios los constituyentes que tienen otra opinión, y piensan que cuando vio fracasar la tentativa insurreccional la contrarrevolución optó por reforzar la guerra económica.

Ese día la ANC aprobó la ley en cuestión, que es muy económica, pero cuya aplicación solo será posible con una fuerte dosis de eso que se llama “voluntad política”.

Cultivando Patria.

Cultivando Patria

DE ORO Y JOROPO

En la décima tercera semana de actividades se inauguró la nueva sede de la ANC, en el recién restaurado edificio La Francia, antiguo centro de operaciones legales —y también non sancto— del negocio de la joyería en Caracas.

El inmueble, ubicado en la esquina de Las Monjas o, para más señas, en la propia Esquina Caliente, fue nacionalizado por el comandante Chávez con uno de sus muy polémicos gritos de “¡exprópiese!”, bajo el argumento de que semejante antro de mercaderes no podía estar allí, en el ángulo suroeste de la Plaza Bolívar. Los negocios tuvieron que desalojar La Francia, pero los mercaderes siguen pululando sin disimulo en el Casco Histórico, ofreciendo comprar y vender “oro, plata, euros y dólares”.

La puesta en servicio del edificio, donde operarán la directiva y las 22 comisiones, generó comentarios en la vecindad. “Con una sede así, esto va a durar mucho más de dos años. Mejor que los escuálidos compren alpargatas, porque lo que viene es joropo”, dijo, entre carcajadas, uno de los habituales analistas de la cálida esquina.

ÉPALE 253

Artículos Relacionados