ÉPALE314-BOWAYO 1

RECIENTEMENTE DECLARADO PATRIMONIO INMATERIAL DE LA HUMANIDAD, EL REGGAE TIENE EN VENEZUELA UNA MILITANCIA PODEROSA QUE, JUNTO AL MOVIMIENTO RASTAFARI, APUESTA POR UNA CULTURA DE PAZ. MARLEY UNA VEZ SALVÓ A SU PAÍS DE UNA GUERRA CIVIL. ¿NOS TOCA?

POR MARLON ZAMBRANO • @MARLONZAMBRANO ⁄ FOTOGRAFÍAS MICHAEL MATA

En 1978 la situación política de Jamaica era insostenible. El primer ministro en ejercicio, el socialista Michael Manley, se encontraba cercado por una serie de protestas violentas y sangrientas desatadas en las calles de Kingston, frente a una oposición virulenta instigada por EEUU, cuya vocería la encabezaba el líder del partido laborista Edward Seaga, quien le exigía renunciar al cargo. Todo parecía insalvable cuando a Bob Marley, ícono de la música reggae y discípulo de la devoción rastafari, se le ocurrió organizar un concierto en el Estadio Nacional de la capital, que se celebró el 22 de abril con la presencia de ambos líderes y un montón de pueblo.

De pronto, bajo una oscuridad acentuada por la poca iluminación de las instalaciones y en medio del paroxismo en la descarga de la canción Jammin, Marley soltó un anuncio que muy pocos esperaban y que podía haber terminado a tiros. Amablemente formuló una invitación por micrófono, mientras danzaba completamente en trance: “¿Podríamos contar acá en el escenario con la presencia del Sr. Michael Manley y el Sr. Edward Seaga? Solo quiero que nos demos la mano y que le enseñemos al pueblo que vamos a hacer las cosas bien, que nos vamos a unir, que lo vamos a hacer bien, que nos tenemos que unir. La Luna está arriba, sobre mi cabeza y yo les doy mi amor”.

Ambos líderes subieron en medio de un bullicio ensordecedor y, con recelo entre ellos, pero superados por la espontaneidad del músico, se fundieron en un abrazo y un apretón de manos, mientras Marley saltaba de alegría, la banda seguía tocando de fondo y él terminaba diciendo: “Amor, prosperidad. Está con todos nosotros Jah, rastafara”.

A pesar de esto, casi 800 personas fueron asesinadas en la antesala de las elecciones de 1980, ganadas por Seaga, quien abrió la puerta al libre mercado y al Fondo Monetario Internacional, convirtiéndose en firme aliado de la administración de Ronald Reagan.

No le pedimos tanto a Gustavo Vargas (Bobwayo, o Wayo, entre los más cercanos), pero si nos atrevemos a soñar, junto a él, con la posibilidad de que la música con conciencia, al menos, contenga los instintos de violencia desatados en algunos sectores, que parecen más animados a instigar el odio que a gestionar la paz.

“Venezuela necesita más conciencia colectiva. Marley fue un gran hombre y gran músico revolucionario, dicho por él mismo. Venezuela necesita muchos hombres y mujeres de buena voluntad, de buenas acciones, donde se predique con el ejemplo”.

Wayo es un hijo de Maracay, pese a que nació en la caraqueñísima Maternidad Concepción Palacios en el año 1990. A los 5 años migró a la capital del estado Aragua (hoy poderoso epicentro del reggae nacional), donde creció, se hizo fan de la salsa, aprendió a bailar escuchando a Oscar D León y, finalmente, se enamoró para siempre de la música jamaiquina, asociada, muchas veces por puro estereotipo, al consumo de ganja (marihuana).

ÉPALE314-BOWAYO

—MARLEY LOGRÓ ACERCAR LAS PARTES EN CONFLICTO EN UN PERÍODO POLÍTICO MUY PARECIDO AL NUESTRO. ¿CON LA MÚSICA Y LA CONCIENCIA SÍ SE PUEDE?

Sí, el contenido de la música habla mucho de una sociedad; debemos promover mucho la música que pone lo humano por encima de lo material, lo espiritual por encima de lo banal. La gente compra lo que le vendan: si le ofrecen música basura, eso compra; si, por el contrario, le ofrecen música que los haga mover los pensamientos, emociones, identidades reales y de buen sonido, pues, eso comprarán, y aquí hay bastante música buena. A Marley lo escucho todos los días. Hay muchos otros y otras en distintos géneros, pero solo lo escucho a él todos los días, y con subtítulos en español. Es más, lo recomiendo por si hay alguien que no conoce su contenido transformador.

—¿QUÉ APORTA A NUESTRA CULTURA?

El reggae cuenta años de historia y de nuestra riqueza e identidad africana, así como asoma los principios de rastafari. Cabe destacar que el reggae fue declarado hace poco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Entre los mensajes del reggae prevalece la conciencia, el amor y la vida.

—EL REGGAE ENSEÑA A AMAR, A COMPARTIR, A INCLUIR. ¿ESO NO ES SOCIALISMO?

El reggae enseña un montón de cosas buenas. No sé si llamarlo socialismo, porque entiendo el socialismo como una categoría económica.

Bobwayo está en la fase de darse a conocer. Recientemente venció en el Riddim Fest 2018, donde compitió frente a nueve agrupaciones de todo el país en la ciudad de Maracay, meca de géneros urbanos como el reggae y el rap. Algunas de las figuras emblemáticas de la escena musical, como Zion TPL y Aguamala, salieron de sus valles. Tiene en puertas la producción de su primer material discográfico (con la gente del Círculo Dub Community Sello y su mentor, Motabafana), presentaciones en El Molino (Caracas) y durante las próximas fiestas de Carnaval de la capital, además de las venideras ferias de Aragua.

“En realidad comencé hace bastante tiempo, pero como no me invitaban a cantar empecé a realizar yo mismo mis propios eventos, donde invitaba a todos mis amigos a participar y yo era el maestro de ceremonias o presentador de todas esas tarimas. Así me fui puliendo, escuchando, pisando tarimas, enfrentando públicos, intercambiando con otros músicos. Durante algunos años canté, junto a un amigo, en los buses y en las playas de Aragua, sobre todo en Choroní, lugar mágico y con gente buena, que me abraza siempre en cada viaje sin conocerme y con amor”, nos cuenta para advertir que así descubrió lo que quería hacer.

—VENEZUELA ES REFERENCIA LATINOAMERICANA EN MATERIA DE MÚSICA REGGAE. ¿CUÁLES SON TUS REFERENTES?

En el país hay mucha buena música, hay buen reggae. Yo recomiendo escuchar todo y promover la energía del reggae en todos los ambientes: se sanarían por su magia y por la bendición de Jah Rastafari, el Todopoderoso.

—LA CULTURA RASTAFARI, ADEMÁS, PROMUEVE EL USO DE LA MARIHUANA COMO EXPERIENCIA RITUAL; PERO, ADEMÁS, CON INTENCIÓN RECREATIVA. ¿VENEZUELA ESTÁ PREPARADA PARA ADMITIRLA?

Venezuela no se preparó para la llegada del Facebook ni del Twitter o del Instagram, pero son los medios más usados en el país por personas de todas las edades… Ahora, yo sí creo que el país debe legalizarla por distintas razones. Es materia prima para hacer papel y hay una fuerte crisis del papel. Sirve para hacer ropa y así no importaríamos la tela. Sirve para las personas con tratamientos médicos de salud, para enfermedades como el cáncer. Se trata de voluntad y de intereses, no de información.

—¿NO CREES QUE SI ESTUVIÉRAMOS MÁS FUMADOS, ESTARÍAMOS MENOS PREDISPUESTOS Y BELIGERANTES?

Si estuviéramos colectivamente más fumados, estaríamos colectivamente más despiertos, sanos y alegres, tanto de mente como de cuerpo.

—¿LE RECOMENDARÍAS A NUESTROS LÍDERES MÁS MONTE Y MENOS HOSTILIDADES?

Totalmente.

 

ÉPALE 314

Artículos Relacionados