ÉPALE 228 PARA VIVIR

 

POR VÍCTOR VILLASMIL VICTORVILLASMIL@OUTLOOK.COM

En la parte I de este artículo pudimos ver que el doctor Otto Warburg demostró que todas las formas de cáncer se caracterizan por tres condiciones básicas: mucha glucosa, acidosis e hipoxia (falta de oxígeno). También descubrió que las células cancerosas son anaeróbicas (no respiran oxígeno) y no pueden sobrevivir en presencia de altos niveles del gas; en cambio, sobreviven gracias a la glucosa fermentada. Por lo tanto, según Walburg, “el cáncer no sería nada más que un mecanismo de defensa que tienen las células del organismo para continuar con vida en un entorno ácido y carente de oxígeno”.

Pero hay una teoría mucho más revolucionaria respecto al origen del cáncer y es la que sostiene el oncólogo italiano Tullio Simoncini. El Dr. Simoncini afirma, categóricamente, que “el cáncer es la infección fúngica causada por el hongo Candida albicans y que la misma se cura con bicarbonato de sodio, un simple antiácido”. Simoncini se dio cuenta de que todos los cánceres actuaban de la misma manera, no importa dónde estaban en el cuerpo o la forma que tomaran. Por lo tanto tenía que haber un denominador común. También observó que los tumores cancerosos eran siempre “bultos blancos”, se daban en un entorno ácido, con poco oxígeno y eran grandes consumidores de glucosa.

¿Y qué otra cosa es blanca, vive en organismos con pH ácido, carentes de oxígeno y es un gran consumidor de glucosa? ¡La Candida albicans! Simoncini afirma que la medicina general cree que el crecimiento celular es silvestre, que crece por crecer, muta y se convierte inesperadamente en una célula cancerosa. En realidad es el sistema inmunológico de células reproductoras que se defienden contra los ataques del hongo Candida albicans bajo el epitelio. Él dice que la secuencia es la siguiente:

  • La Candida albicans, normalmente, se mantiene bajo control por el sistema inmune, pero cuando este se debilita, el hongo se multiplica y construye una “colonia”.
  • Cuando la Candida albicans penetra en un órgano el sistema inmunológico tiene que responder a la amenaza de otra manera.
  • Este “camino” es construir una barrera defensiva con sus propias células y este crecimiento es lo que llamamos cáncer.

El caso es que la acidosis es la que incita la mutación celular y el hongo Candida albicans es quien propicia una reacción determinante del sistema inmunológico y crea el tumor. Lo que sí está claro es que ambas condiciones las originan los altos niveles de glucosa causados por la ingesta excesiva de carbohidratos refinados.

EPALEN228_19_ PARA VIVIR

 

ÉPALE 228

Artículos Relacionados