BOLEROS QUE CURAN EL ALMA

Por Humberto Márquez / Ilustración Archivo En medio de tanto nombre y mutación sufrida por este tango, “Los mareados”, vale decir que inicialmente se llamó “Clarita” y que nació sin letra, la que finalmente le sobró. La versión de. sigue leyendo