PERFIL

Casi todo el mundo desearía un final doloroso para los hegemones o emperadores más feroces o crueles (Trump, que ojalá te vaya bien). Pero final duro y desagradable de verdad, el de uno de los últimos emires de Granada Por José Roberto Duque. sigue leyendo