PORTADA

Una leyenda urbana, convertida en tradición, transformó un hecho climático en una frase popular: “llegó Pacheco”. El personaje que viene de Galipán regresó de nuevo, pero esta vez sólo trajo flores y dejó el frío para otra ocasión