Comunalicemos la responsabilidad sexual

                                     Por Niedlinger Briceño Perdomo@colectivatejedora                                 Ilustración Sol Roccocuchi@ocseneba

Quienes me leen saben que suelo escribir para las mujeres, usualmente me dirijo a mis iguales, a mis aliadas y compañeras mujeres, a hijas, hermanas, madres, abuelas, sobrinas y demás; pero esta vez, este escrito va dirigido a los hombres, y no a cualquiera, específicamente a los hombres heterosexuales, fértiles y que no deseen traer criaturas (bebés) a este mundo, sea cual sea el motivo.

El Año Nuevo viene cargado de metas, expectativas y proyectos por lograr, sin duda es un tiempo donde te visualizas exitoso, próspero y con salud para seguir andando. También es un tiempo para saber qué es lo que quieres y lo que no, el mejor momento para tomar decisiones serenas y en frío.

No quiero ser invasiva en tus deseos y metas pero te digo que, uno de los objetivos de los hombres heterosexuales, fértiles y que no van pendiente de hacerse responsables de paternar, para este año 2021 debería ser no dejar a ninguna mujer embarazada, pues estudios sociológicos expresan que suele ser común que se desentiendan completamente de un embarazo no deseado, abandonando a la mujer y negando la corresponsabilidad que implica tener sexo. Pues compañeros les cuento que eso también es abortar, escurrir el bulto de un embarazo, desapareciendo sin más ni menos es aborto patriarcal, ya ven, no solo las mujeres abortamos, celebro que las argentinas ya lo pueden hacer sin ser castigadas pero a las venezolanas nos falta un largo camino para lograrlo, seguimos siendo criminalizadas y penadas por decidir no ser madres. ¿A ustedes quien los castiga?, tampoco quiero que suceda pero sí que asuman sus barrancos.

La decisión en tus manos

Mi propuesta viene acompañada de una solución casi cien por ciento efectiva, quiero hablarles de un método sencillo que garantiza lograr ese objetivo que les propongo para este año y los próximos, se trata de la vasectomía, una intervención quirúrgica que básicamente impide que los espermas salgan de sus cuerpos a través de un bloqueo de conductos para impedir un embarazo no deseado. ¿Tienes dudas?, ¿quieres saber más? Sigue leyendo y bájale a los nervios.

Es una práctica ambulatoria que puede durar aproximadamente tres horas, es decir, pueden volver a sus casas el mismo día de la intervención guardando el reposo que se amerite. También es necesario que sepan varias cositas: no disminuye el deseo sexual ni la erección, no afecta al pene ni la cantidad de orgasmos, la eyaculación ocurre de la misma forma, no genera ninguna enfermedad como cáncer de próstata y, según la experiencia de hombres que se la han realizado, el dolor que se siente en la cirugía y el proceso de recuperación es muy mínimo.

¿Que si es irreversible? Pues existen procedimientos que pueden revertir la vasectomía pero se hace en caso particulares. Realmente no es un método anticonceptivo como la T de cobre o el dispositivo intrauterino, quizá más similar a una ligadura de trompas uterinas pero es una buena opción en caso de que no quieras tener más crías o no deseas ser padre en tu vida, también es válido.

El forrito seguirá siendo aliado

Es necesario que también sepan que la vasectomía no los protege de ninguna enfermedad de transmisión sexual, en lo absoluto, en ese caso lo que puede ser más efectivo es el preservativo, el forrito es aliado, le agarras el gusto teniendo en cuenta que eres sexualmente responsable. Hacerse cargo de una sexualidad sana y responsable dejo de ser asunto de mujeres, es y debe ser un asunto de corresponsabilidad, de eso también se trata la deconstrucción, yo la defino como el hecho de desaprender para aprender siendo más conscientes, estando presentes sintiendo y pensado de manera simultánea.

¿Sabes que es un urólogo? También es importante que sepas qué es y por qué es necesario asistir al urólogo por prevención y cuidado del cuerpo. Es unx especialista en aparato urinario masculino y femenino, y en el aparato reproductivo masculino. Existen mitos que impiden que acudan al urólogo sin tanta vuelta, como por ejemplo decir que el tacto renal es muy doloroso, no se asusten, eso no pondrá en riesgo su masculinidad. Ir al urólogo debería estar tan normalizado como las mujeres vamos al ginecólogx por chequeo
rutinario.

Para nosotras solicitar una ligadura de trompas uterinas en el servicio de salud pública nos preguntan la edad y cuántas crías tenemos, y si no das la respuesta que ellxs esperan, la que la sociedad impone por ser mujer, entonces te niegan la posibilidad de decidir si quieres ser madre o seguir gestando. En el caso de ustedes no es así, te la hacen y listo, por un tema de planificación familia, etc.

Desde 2013 se celebra el Día Mundial de la Vasectomía con la finalidad de promover la planificación familiar y que los varones se hagan cargo de su reproducción. Y para el año 2005 se empezó a realizar vasectomía sin bisturí y sin agujas en España, aunque fue desarrollada originalmente en China por allá en el año 1974. Esta intervención es mucho más rápida y no requiere anestesia general sino local, no agarran puntos o sutura y la recuperación es más inmediata.

Aquí en Venezuela hacen una que otras jornadas de vasectomía en espacios privados pero de fácil acceso económico, por ejemplo Plafam es uno de esos centros de salud que realiza la intervención solicitando exámenes previos para garantizar un eficaz resultado.

Por paternidades deseadas, amorosas y conscientes, por la responsabilidad sexual masculina y por la lucha mundial de la despenalización y legalización del aborto seguro y gratuito, por menos niñas y niños abandonadxs en las calles en situación de vulnerabilidad, la vasectomía es y seguirá siendo aliada en pro de una vida digna y equitativa. ¿Ahora vas pendiente de pensarlo?

ÉPALE 396