Contención y atención en tiempos de cuarentena

El contagio por COVID-19, en su abrumadora propagación a escala planetaria, prendió las alarmas del mundo. En mejores o en peores escenarios los gobiernos convocaron al #QuédateEnCasa, el machismo aprovechó el confinamiento e incrementó su violencia contra los cuerpos feminizados.

Por Ketsy Medina / Fotografías Vladimir Méndez y Mariana Cano

La big data de la Patria

El 16 de marzo del 2020 Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en rueda de prensa señala: “Las medidas de distanciamiento social pueden ayudar a reducir la transmisión y evitar que los sistemas de salud se vean superados”, asimismo destaca que la manera “más eficaz de prevenir las infecciones y salvar vidas es cortar las cadenas de transmisión… para lograrlo hay que hacer pruebas y aislar”.

Un día previo a las declaraciones del director de la OMS, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, anuncia en cadena nacional el inicio del primer período de cuarentena; la población Venezolana acata el llamado y comienza el denominado “confinamiento voluntario”.

“Si sabes de un caso de Violencia, Denuncia. Si conoces a una mujer en situación de violencia Acompáñala” (Tinta Violeta)

Arrancan los reportes diarios a través de Venezolana de Televisión en los que se informa a la población sobre las acciones emprendidas por el Gobierno Nacional, se menciona el apoyo internacional recibido y el no alcanzado (la negativa a la solicitud de crédito del Fondo Monetario Internacional), se habla del despliegue en los territorios, las medidas de apoyo económico para la población más vulnerable y el Sistema Patria se convierte en big data.

Una encuesta vía online permite lo que ningún país del primer mundo pudo lograr: obtener información inmediata, segmentada y geolocalizada de más de 17 millones de personas, garantizando así el abordaje temprano a una importante cantidad de personas. El equipo médico avanza puerta a puerta y atiende de manera personalizada cada caso, ubicando al mismo tiempo la posible cadena de contagio.

Conteo de los feminismos

En paralelo al despliegue de emergencia por el virus, organizaciones de mujeres, individualidades y colectivas de los feminismos empiezan a olfatear y a poner en ejercicio, como acción de denuncia, toda una batería de categorías que han servido de base para la movilización: dependencia económica, los cuidados y la reproducción de la vida, los privilegios, la interseccionalidad, el género, la clase social, discriminación, violencia, migración, raza, machismo, femicidio.

El machismo no se fue de cuarentena y los cuerpos feminizados siguen siendo objeto de violencia.

_

Las redes solidarias de apoyo y contención, tejidas antes de la pandemia global, revelan que el machismo no se fue de cuarentena y que los cuerpos feminizados siguen siendo ohbjeto de violencia. Reportes del monitor de femicidios, realizado por la investigadora y activista Aimee Zambrano y cargados en el portal https://utopix.cc/, dan cuenta de una cifra 21 femicidios durante el período de cuarentena, cerca de 82 mujeres asesinadas en lo que va de 2020.

Sin embargo, las mujeres heterosexuales que viven con sus agresores en una vivienda propia, alquilada, habitación permanente, etc., no son las únicas víctimas de la violencia machista, en su lista también se encuentrana niñas incluso menores de 5 años, adolescentes, transfemeninas, lesbianas, queer y todos demás cuerpos expuestos durante el confinamiento a la violencia ejercida por la supremacía machista.

El acceso de los feminismos, organizaciones de base, incluso del propio Ministerio del Poder Popular para la Mujer a una big data como la generada por la plataforma del sistema Patria hasta ahora no ha sido posible; sin embargo, las redes sociales virtuales, las llamadas telefónicas y los mensajes de textos han aportado información importante para iniciar acciones de manera inmediata.

Durante las aciones de calle movimientos, orgas colectivas e individualidades exigen la publicación de cifras oficiales.

Ruta de atención

Diversas iniciativas con el propósito de atender y hacer acompañamiento a las víctimas de violencia machista, ofrecen, vía telefónica o con el uso de las tecnologías de la información, espacios de atención psicológica, asesoría legal, contención y articulación con los órganos receptores de denuncia. Aquí presentamos algunas opciones que pueden significar la diferencia.

Más orgas, colectivas e individualidades

El abrazo hermanado de la Brigada Feminista Latinoamericana

#JusticiaParaTodasLasMujeres y #EmergenciaFeminista han sido las etiquetas que han funcionado de repositorio para agrupar el conglomerado de denuncias y acciones del movimiento feminista en el país, los mensajes que les acompañan tienden a evidenciar prácticas machistas presentes en los órganos receptores de denuncias, como sedes policiales o fiscalías, en los que por revictimización, ruleteo u omisión quede expuesta la vida de las mujeres.

Así mismo, estas etiquetas han funcionado para lograr la ubicación de mujeres desaparecidas.

Son muchas las formas de conectarte con el movimiento feminista, las redes sociales se han convertido en un campo fértil, destacándose Twitter, Instagram y Facebook como las plataformas virtuales más utilizadas en tiempos de pandemia.

Entrada al Tribunal Supremo de Justicia, movilización del 25 noviembre de 2019

ÉPALE 369