POR HUMBERTO MÁRQUEZ / ILUSTRACIÓN JESSICA MENA

ÉPALE251-BOLEROS“Contigo en la distancia” de César Portillo de la Luz es el propio bolero para los amores de lejos, o sea, de pendejos, como dice la sabia sentencia popular. No existe un momento del día / en que pueda apartarme de ti. / El mundo parece distinto / cuando no estás junto a mí… El propio Portillo cuenta: “Esa canción la compuse cuando ya estaba casado por primera vez. Es un complemento que puede ser cantado por un hombre y una mujer; habla de lo que se siente en la pareja, que es una vivencia tan universal que la convierte en una canción para todos; aunque algunos le hayan cambiado algunas palabras y otros le pongan más pasión”.

“Contigo en la distancia” de Cesar Portillo de la Luz es una canción interpretada como bolero, incluso cuando mi amigo Helio Orovio, fallecido hace 9 años, puntualizaba que “aun cuando las canciones filinescas posean libertad interpretativa en lo formal, están sujetas a la posibilidad de ceñirlas a un esquema rítmico fijo, y entonces funcionan como boleros”; por lo tanto, para ser precisos, es un filin, una composición que nace al fragor de ese movimiento en la onda del sentimiento y el bolero jazzeado que nació en la casa del trovador Tirso Díaz, cercana al callejón de Hammel, donde se reunían Portillo de la Luz, José Antonio Méndez, Ñico Rojas, Elena Burke, Rosendo Ruiz (hijo), Aída Diestro y Frank Emilio, entre otros, allá por las décadas de los 50 y 60. Entrevisté a César, gracias a Elena Burke, el Sargento Mala Cara como ella le decía. La cita fue en el Pico Blanco, el mismo día que murió atropellado José Antonio Méndez, su compañero en esa azotea del Hotel Saint John.

Nada como este bolero, pues, para vomitar el dolor de un amor perdido: No hay bella melodía / en que no surjas tú, / ni yo quiero escucharla / si no la escuchas tú. / Es que te has convertido / en parte de mi alma, / ya nada me conforma / si no estás tú también. Y, como si fuera poco: Más allá de tus labios, / del sol y las estrellas, / contigo en la distancia, / amada mía, estoy. Alka Seltzer contigo. ¡Más nada! Jajajá.

ÉPALE 251

Artículos Relacionados