POR HUMBERTO MÁRQUEZ / ILUSTRACIÓN JESSICA MENA

ÉPALE268-BOLEROSConversación en tiempo de bolero / porque contigo no se puede hablar / unas veces contestas enojada / y otras veces ni te dignas contestar… La primera vez que escuché este bolero entendí la profundidad psicológica de su compositor René Touzet al resumir en tan pocas palabras el drama de las parejas en Latinoamérica y en buena parte del planeta. Y no es que no haya todo el amor del mundo cuando una mujer se arrecha con el hombre, pareciera un defecto de fábrica; es más si su mujer no le ha armado un peo de esos y le ha dejado de hablar por días u horas, comience a preocuparse, y/o hable con la mamá para ver si aceptan devoluciones. Los que más sufren son los borrachos funcionales, vale decir, quienes bebemos para vivir o que trabajamos bebiendo, cualquier viso de mala conducta es castigado con todo el peso de la ley. Así que cuando le toque tómeselo con soda y cántele: ay qué mujer, ay qué mujer / que me obliga a cantar, a cantar y a cantar. / Conversación en tiempo de bolero porque contigo no se puede hablar.

En la página web Cantando Quiero Decirte… reza: “El pianista cubano René Touzet compuso ‘Conversación en tiempo de bolero’. No sé tú, pero yo… creo que todo bolero es una conversación en tiempo de bolero. Una conversación que fluye en lengua mestiza, en el lenguaje tuyo y mío, en el lenguaje del amor oral, en la lengua con que nombras y la lengua con que amo, en el lenguaje con que beso y la lengua con que verso, las dos lenguas entrelazadas, la del cantar y la del decir, dos lenguas que en el mundo había unido Dios”. Este sitio resume la propuesta de Cantando Quiero Decirte… que, en esencia, es una puesta en escena entretejida por la música y el teatro.

Este bolero ha formado parte del repertorio de muchísimos cantantes, cabe destacar a Vicentico Valdés con Bobby Valentín, la de Diego el Cigala con Gonzalo Rubalcaba es la merma, pero a mí me encanta la primera que escuché hace muchos años de Mundito González con la Orquesta América y un all stars de Cuba.

No es garantía usarlo para contentar una mujer, la última vez que lo puse (o la puse, jeje) me partieron el long play en la cabeza. Jajajá.

ÉPALE 268

Artículos Relacionados