ÉPALE262-TROTA CCS

POR CLODOVALDO HERNÁNDEZ • CLODOHER@YAHOO.COM / ILUSTRACIÓN HENRY ROJAS

Sigamos trabajando en el apresto psicológico para empezar a trotar. La vez pasada te di algunos tips para vencer el temor al ridículo por vestir ropas de correr, especialmente si sufres gordura real o imaginaria. Para seguir avanzando en esto, ahora te recomiendo que revises tu mente y verifiques si sufres alguno de los traumas que deja en muchas personas una materia del pénsum de bachillerato llamada Educación Física (¡ufff!).

Si eres como la mayoría, habrás salido del liceo convencido de que el acondicionamiento físico exige unas sesiones de tortura que implican ponerse un uniforme “de gimnasia” y darle vueltas a la manzana o, en el mejor de los casos, a un campo de fútbol o a una cancha de baloncesto, al lado de una parranda de adolescentes ladilla y bajo las órdenes de un profesor ídem.

No se sabe a ciencia cierta quién inventó esta manera de impartir la asignatura, pero se sospecha que ha de haber sido alguien que odiaba profundamente al deporte y que deseaba esparcir ese odio entre las nuevas generaciones.

La idea de ejercitarse por obligación académica deja unas heridas psicológicas tan graves que algunas personas no vuelven a correr nunca más, salvo detrás del autobús o delante de la policía, según les vaya en la vida.

Y así como muchos botan sus cuadernos de Matemática y gritan: “¡Hasta nunca!”, son también bastantes quienes juran por su madre que no volverán a correr jamás.

Entonces, para comenzar a correr sin revivir traumas hay que sanar la memoria respecto a Educación Física. Perdona a tus profesores. Entiende que se portaron así no por su culpa sino porque eran (y tal parece que siguen siendo) producto de una aberración pedagógica.

Seguramente deberás extender el perdón a los atletas del salón, esos especímenes equivalentes a los sabihondos de las otras materias, que se divertían burlándose de los más lentos y torpes.

Solo cuando perdones a esa gente podrás experimentar la revelación del ejercicio físico como fuente de placer. Entenderás lo que deberían haberte enseñado en Educación Física, solo que te enseñaron todo lo contrario.

PASOS Y ZANCADAS

¿Un maratón en Caracas? (Esto no es para principiantes traumatizados por el bachillerato sino para los que ya pueden pensar, sensatamente, en participar en un maratón).

Aclaremos que en Caracas no hay muchas opciones, pues el único maratón verdadero (de 42 kilómetros), que últimamente se ha montado, es el de la Corporación Andina de Fomento (CAF). El año pasado se llevó a cabo en marzo de 2017, apenas unos días antes de que la oposición se lanzara a las calles, y no exactamente para hacer deporte. La próxima edición será en 2019. Sorpresivamente, un grupo denominado Carabobo Runners está promoviendo para el domingo 18 de marzo el Maratón de Santiago de León de Caracas. Los interesados pueden buscar información e inscribirse en la página http://caraboborunners.com.ve

Incendio avisado no quema cerro. Apenas promediando enero se produjo el primer incendio en el Waraira Repano. Es una advertencia de lo que podría ser una dura temporada para el cerro caraqueño. Aprovechemos para pasar este dato: hasta finales de 2017 el cortafuego estaba bastante descuidado, especialmente en el tramo entre Loma del Cuño (La Florida) y Quebrada Chacaíto (cerca de La Castellana). En algunos tramos simplemente había desaparecido el sendero debido al crecimiento de los matorrales. Si eso no se ha arreglado en los últimos días, debería hacerse pronto, antes de que llegue la sequía en toda su intensidad.

Próxima entrega:

“En el correr hay que ir poco a poco (reflexiones sobre una paradoja)”.

ÉPALE 262

Artículos Relacionados