ÉPALE316-TROTA CCS

COSAS QUE PASAN

POR CLODOVALDO HERNÁNDEZ • @CLODOHER / ILUSTRACIÓN HENRY ROJAS

El primer libro que leí acerca de correr, Aerobismo, de James F. Fixx, tiene un capítulo dedicado a George Sheehan, quien fue conocido como el filósofo de los corredores. Era médico, pero se distinguió por sus cavilaciones acerca de esta actividad.

Me llamó mucho la atención una frase de Sheehan, que Fixx puso como epígrafe en una de las partes de su obra: No confíes en los pensamientos que te vienen cuando estás sentado. Era una idea disruptiva, sin duda, porque uno siempre se imagina al que piensa en estado de reposo, inmóvil, tal vez por la fuerza icónica que ha tenido en la cultura universal esa gran escultura que es El pensador de Rodin.

Han pasado muchos años desde que leí ese libro (sobre cuyo autor te hablaré algún día, cuando esté de ánimo para las paradojas de la vida, y de la muerte), pero la prevención de Sheehan sobre los pensamientos sedentarios ha ido cobrando fuerza en mí y he llegado a un nivel en que cualquier idea que se me ocurra en reposo tengo que trotarla o, al menos, caminarla un poco antes de darle el visto bueno.

ÉPALE316-TROTA CCS 1Como quiera que ostento la gran dicha de ser periodista y escribidor, oficios considerados del campo creativo, son bastantes las ideas que debo someter a la prueba de saltar en mi cabeza mientras le doy una vuelta a Los Caobos o cuando se trata de grandes ideas”— mientras avanzo por el sendero maravilloso del cortafuego del Waraira Repano.

Con esas experiencias puedo afirmar que trotar, para mí, favorece la creatividad o, para ser menos arrogante, el fluir de las frases que debo alinear para lograr un texto coherente.

He leído muchos testimonios en ese mismo sentido. Algunos vienen de individuos excepcionalmente creativos, como el escritor japonés Haruki Murakami, un corredor fajadísimo que, incluso, fue una vez a Grecia a hacer el recorrido de Filípides antes de la batalla de Maratón, origen del nombre y de la distancia de la prueba olímpica. Murakami afirma que casi todo lo que sabe de escribir novelas lo aprendió corriendo. ¡Y vaya que este hombre escribe!

Gente corredora, que se dedica más al campo de la gerencia y el emprendimiento, afirma que el trote lo lleva a un estado en el que las ideas locas van aterrizando y transformándose en otras con posibilidades de aplicación. Algunos piensan que eso se debe a que el movimiento rítmico y repetitivo funciona como una especie de mantra.

Como siempre te digo, si trotar te hace más creativo, o no, es algo que solo podrás comprobar experimentando por tu cuenta. Te advierto que tal vez haya sujetos a los que les ocurra lo contrario, es decir, que el correr los vuelva más aburridos y predecibles… Ya se sabe que en este mundo hay gente para todo.

ÉPALE316-TROTA CCS 2

ÉPALE 316

Artículos Relacionados