Creadoras Mujeres en Escena

En un mundo monopolizado por el pensamiento masculinizado, globalizante y unificador, la pugna por la visibilización de producción y creación de contenidos con miradas desde lo femenino dentro de la industria cultural y los saberes se convierte en una necesidad. Por ello más de 200 trabajadoras de las artes organizadas y autogestionadas, ofrecerán una programación extensa y variada que busca mostrar en escena otras narrativas posibles

Por Ketsy Medina Sifontes / Fotografías Jesús Castillo

Cuando leemos o escuchamos que otra forma de conocer y sentir el mundo es posible, se experimenta una especie de vértigo; en algunos casos podría llegar a  cuestionarse la manera de hacer y pensar la vida que vivimos; en otros, incluso, podría sentirse agobio, lo que empuja a algunos, al lugar de la negación y el odio.

Es entonces cuando habría que recordar lo que a pulso y sangre ha venido fomentando el modelo civilizatorio occidental moderno: la extinción de lo diverso.

Esta violenta realidad ha sido posible a través de la imposición de criterios unificadores; nuestro pensamiento, lo que comemos, la manera en cómo vestimos, relacionamos, divertimos y deseamos, ha ido condicionándose en beneficio de una industria que requiere de más consumidores y consumidoras dependientes, que de personas sentipensantes.

Marcela Lunar, afirma: “Cuando las mujeres nos juntamos, la vibración del mundo va en la misma frecuencia, nos reconocemos en las otras y nos hacemos espejos de los impulsos. Las voces de nuestras almas se revelan y cantan en los mismos tonos y nos encontramos desde las diferencias, pero siempre con las ganas de crear, de andar juntas”.

Cuando las mujeres nos juntamos, la vibración del mundo va en la misma frecuencia, nos reconocemos en las otras y nos hacemos espejos de los impulsos

_

En su proceso reflexivo, Marcela continúa: “Desde nuestra trinchera, que es el arte, hemos venido forjando individual y colectivamente espacios para que las mujeres expresemos nuestro pensamiento y contemos las historias que tenemos que contar, las historias que la propia historia ha invisibilizado, para hacer la realidad más ligera y menos verdadera. Ahora mismo estamos tejiendo entre todas una gran historia para contarle al mundo, para gritarlo en cada escenario: Nada nos detiene, ni el mal tiempo, porque somos la tormenta”.

Esta sensación colectiva que nos transmite Lunar, permite poner sobre la mesa el reclamo de muchas, por la invisibilización del poder creador desde el pensamiento femenino y la necesidad profesa de generar espacios para difundir el trabajo artístico de las mujeres. Es en este contexto en el que surge el Encuentro Creadoras Mujeres en Escena.

La agenda de actividades concentra el mayor músculo en el Teatro Municipal

Cómo se organizó el encuentro

Apoyadas por la infraestructura que ofrece el Centro Cultural la Estafeta, El Cuchitril, Casino CCS, La Escuela de Teatro César Rengifo y los teatros Municipal, Nacional, más el cine Cipreses, 238 participantes darán vida al Tercer Encuentro de Mujeres Creadoras en un esfuerzo colaborativo, autogestionado e independiente, que se desarrollará en la ciudad de Caracas, del 1° al 8 de marzo.

Para Eduvina Márquez, directora en formación de la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte) es importante resaltar que “en el encuentro participan mujeres de diversos espacios, con creencias religiosas y políticas variadas, pero que nos planteamos la importancia del valor de crear y hacer juntas, hacer desde nosotras”.

Márquez resalta emocionada, que “en un mundo minado de la visión masculina, el hecho de que tengamos directoras dirigiendo obras y poder mostrarlas al público en los teatros, es un excelente oportunidad, porque esos espacios no siempre se encuentran abiertos para la participación del talento femenino emergente”; razón que le motivó a incorporarse, apenas recibió información de la convocatoria.

Jericó Montilla, impulsora de esta iniciativa, fue una de las responsables de realizar a título personal invitaciones a distintas compañeras, las redes sociales posteriormente fueron haciendo de las suyas, extendiendo y volviendo pública la convocatoria, que implicó encuentros y reuniones previas para acordar y coordinar acciones, en este proceso, resalta Montilla “cada una, se han encargado de impulsar desde sus colectivos o individualidades la organización de este evento”.

En cuanto a la programación, Eduvina Márquez, recalcó que la misma, por haber estado cargada de una actitud abierta y sin exclusiones, atraerá a “diversidad de gustos, en los que se podrá disfrutar de las artes audiovisuales, diseño, teatro, danza, arte culinario, artesanía, permitiendo al mismo tiempo, a partir de los conversatorios y talleres que las mujeres podamos debatir y formarnos”.

En ensayo Eduvina Márquez, directora de escena en formación y Yendy Vegas

Foto: Gustavo Lagarde

Mujer, arte y comunidad

“Juntar fuerzas en la creación, juntarnos en el hecho artístico que además tiene un concepto, un trabajo en el que se reflexiona lo étnico, antropológico, con sentido crítico, incisivo, contestatario, rebelde, y desde esa rebeldía que es parte de lo personal de la creadora, juntarnos y dar un grito colectivo ante las violencias, también inoculadas que están sucediéndose en el mundo”, es para Montilla el papel que juegan las artes dentro de la sociedad.

Toda revolución se hace con la cultura, si no es una revolución de papel, y nosotras en ese sentido, queremos revolucionar la sociedad

Aseguró que no es una problemática actual el aumento de las violencias o femicidios mencionados en medios de comunicación y redes sociales virtuales, aseguró que ésta ha sido una realidad existente desde que la mujer es mujer; aseguró que no se trata de que ahora “alzamos la voz, siempre la hemos alzado, el tema ha sido la invisibilización, por eso nosotras en el arte hemos encontrado maneras para expresarlo y además queremos hacerlo”.

Ante la importancia de llegar y tocar las fibras del público, resaltó Jericó que “toda revolución se hace con la cultura, si no es una revolución de papel, y nosotras en ese sentido, queremos revolucionar la sociedad; sabemos, reconociéndonos minoría, que no cambiaremos el mundo, pero que sí podemos transformar nuestros entornos y espacios en los que hacemos vida”.

Una idea gestada por mujeres de las artes

El Encuentro de Mujeres Creadoras nació de la idea de Solimar Cadenas, a quien en lo musical, durante este Tercer Encuentro de Mujeres Creadoras se le estará rindiendo homenaje, Amaranta cantautora, Jericó Montilla, René Guerra y Doreisa Mora artistas del mundo del circo, la danza y el teatro, sumaron sus aportes.

Entre todas, “desde la lucha y sumando nuestras voluntades”, en palabras de Jericó, organizaron el primer encuentro realizado en las instalaciones tomadas en 2009 del Nuevo Nuevo Circo de Caracas, con esta actividad buscaban dar vida cultural al espacio.

Para el segundo encuentro decidieron desplazarse hasta Maracay, el cual hizo especial énfasis o apertura a personas que exploraban y realizaban propuestas artísticas e indagaciones antropológicas a partir de la reivindicación de la ritualidad indígena ancestral.

Es después, de mucho tiempo, que se reactiva la propuesta, y aprovechando la oportunidad de contar con las puertas abiertas de los teatros, se hizo posible la realización de este tercer encuentro, abierto a la ciudad, en el que Sandra Rodríguez, maestra del mundo escénico, será también, en vida homenajeada.

Lucha contra los hombres o con los hombres

Durante la entrevista, Montilla destacó, que así como ocurre con las violencias, el trabajo artístico de las mujeres ha sido invisibilizado, siendo el endiosamiento del hombre director, dentro la producción cultural, el papel más reconocido; sin embargo, aseguró que “las mujeres a lo largo de la Historia se han destacado en diferentes e importantes roles”, por ello, la reactivación de un encuentro como este, en el que las mujeres puedan tener la oportunidad de mostrar sus capacidades creadoras es importante.

Durante la recepción de propuestas se pudo evidenciar la existencia de un importante talento emergente, el cual se encuentra a la espera de más iniciativas como estas, en las que sus voces y miradas desde lo femenino, puedan mostrarse en escena.

Un periodista preguntaba si la participación de los hombres en este encuentro existiría, Montilla respondió de inmediato: “Por supuesto, el juntarse entre las iguales no busca excluir al sexo masculino, lo que pretende es darle espacio a contenidos y narrativas que no siempre logran las mismas oportunidades”.

Superar “la guerra de los sexos” en el imaginario colectivo, ha sido una ardua tarea, es importante recordar que sólo es posible la construcción de comunidad con todos, todas y todes les miembres que la conforman, negar la existencia de la diversidad, es pretender uniformar el mundo y borrar de él toda la gama vegetal y animal que ha enriquecido por milenios el planeta -Tierra.

La invitación es que hombres, mujeres, niños, niñas, abuelos, abuelas, personas no binarias, trans, podamos disfrutar de esta bonita experiencia, que más que una provocación, se presenta como la ocasión para repensarnos. Perdamos el miedo al vértigo y disfrutemos de este Tercer Encuentro de Mujeres Creadoras.

ÉPALE 361