ÉPALE250-MÚSICA

LA AGRUPACIÓN SALSERA, QUE ARRIBA A UNA DÉCADA DE EXISTENCIA, CELEBRARÁ CON DOS CONCIERTOS DE GALA QUE OFRECERÁ A LOS MELÓMANOS CARAQUEÑOS PARA QUE HAGAN LO QUE HAY QUE HACER: BAILAR

POR MARLON ZAMBRANO •@MARLONZAMBRANO ⁄ FOTOGRAFÍAS MICHAEL MATA

Cada miércoles a eso de las 5 de la tarde, desde hace dos meses entre los escondrijos de Parque Central, un grupo de chamos arma un alboroto de marca mayor al subrayar los compases de los sonidos del Caribe con una sabrosura que más que al swing y a la guataca, corresponde al método y la disciplina.

El artífice, un chamo de 32 años que tiene por la música una pasión existencial. El objetivo, afinar los detalles para una celebración: una década en los escenarios de la orquesta Los Sopranos, una agrupación que solo en el nombre hace alusión a la mafia siciliana asentada en Nueva Jersey, como en la serie televisiva de la que Ángel Peña fue fanático embelesado, tanto como lo es de la salsa cabilla.

“La década” es el nombre del evento para celebrar sus diez años de trayectoria con dos conciertos de gala que se realizarán el viernes 27 y domingo 29, en el Centro Cultural BOD y en el Teatro Teresa Carreño, respectivamente, donde presentarán el repertorio que ensayan una y otra vez para lucir como lo dicta la grey salsera y ha quedado registrado en sus dos discos previos, Musiqueando y Cada quien tiene su estilo, y la placa en puertas, La década.

Con un apego vehemente por las viejas tradiciones del sabor tropical, recuerda Peña que la agrupación nació mientras cursaba estudios de Informática en el Pedagógico de Caracas. Junto a Michael Hernández y Jesús Pacheco, del cartel fundador, decidieron decantarse por el sonido duro de la salsa que rememora a las viejas leyendas de los años 70. Corría el mes de octubre de 2007 y el plan era sencillo y definitivo: entregarse a la vida musical casi como una peregrinación que implicaba, hasta hoy, hacer conciertos, sacar discos, sonar en las radios y por sobre todas las cosas, poner a la gente a bailar.

Ángel Peña, además, es un melómano empedernido, que emergió del 23 de Enero entre los discos de acetato que coleccionaba su tío y el afecto militante por músicos emblemáticos del sonido latino, como Adalberto Santiago, Junior González, Richie Ray y Bobby Cruz, Ismael Miranda, Pedro Arroyo, Maelo Ruiz, gente a la que admira y con quienes actuó como músico invitado durante algunas de sus presentaciones en el país.

ÉPALE250-MÚSICA 1

Una década, según Ángel Peña (con gorra de Leones), que les ha permitido crecer

ETAPA DE MADUREZ

Trompetista de formación, tigrero casi desde su adolescencia, con estudios en la Escuela Superior de Música José Ángel Lamas, formó parte desde los 16 años de la agrupación Herencia, con la que comenzó el recorrido a través de un universo de experiencias que lo llevó a presentarse en los escenarios de medio mundo. Su epopeya musical la coronó con su ingreso a las filas de la agrupación de Oscar D’ León, luego de tres años de haber formado Los Sopranos, con quien incluso llegó a presentarse en una fiesta privada en Malabo para el rey de la Guinea Ecuatorial, o su hijo, o algo así.

Lo que traen Los Sopranos para el otro fin de semana es una rumba con todos los motores: un concierto de más de una hora de duración con salsa, latin jazz, bolero, boogaloo, danzón y todo lo que huela a Caribe.

Temas como “Sombrero de yarey” del mítico Cándido Fabré, reinterpretado por Los Sopranos, será piedra angular tras su éxito en las radios locales; así como el clásico “Ella no baila sola” que también vivió, gracias a la agrupación, una portentosa versión.

“La disciplina es la clave del éxito”, enfatiza Peña, quien es un capitán en la sala de ensayo. Serán 11 músicos desplegados sobre las tablas: dos trompetas, dos trombones, la sección rítmica completa, la armónica con piano y bajo y dos cantantes, Marcos Monges y Jeison Ascanio. Como invitado especial Javier Vivas “El Amarillo”, trompetista y cantante.

“Nosotros tenemos la particularidad de que cuando tocamos, la gente baila. A mí no me importa si me dicen que tocamos bien, que si somos los más arrechos… a mí lo que me importa es que cuando estemos tocando la gente disfrute lo que está escuchando”.

Por lo pronto y para ir calentando los pies desde ahora, preparando los ánimos para verlos sonear en vivo, toda su música está en Youtube y las tiendas digitales.

Ángel define a Los Sopranos luego de diez años de andanzas, como una agrupación madura, que ha evolucionado con el tiempo y la guataca. “Yo siento que nunca nos han dejado de ver como unos chamos, pero siempre voy a creer que vamos a estar más arriba, o más adelante, pero el tiempo lo dirá”.

ÉPALE 250

Artículos Relacionados