El asunto del tapaboca

Por Clodovaldo Hernández @clodoher / Ilustración Erasmo Sánchez

En algunos países, los trotadores han retomado su actividad. Por eso, uno de los debates es si se debe usar mascarilla durante el ejercicio. El asunto está polarizado, como dicen los encuestólogos. Una mitad de la gente opina que sí y la otra, que no.

Los partidarios de utilizarla dicen que es imprescindible porque un corredor sin este dispositivo puede ser un temible agente de contagio en varios kilómetros a la redonda.

En el bando opuesto están los que consideran que si el trotador mantiene la distancia de otras personas (corredores o no), la mascarilla es innecesaria. Dicen que todos los que salgan a trotar deben evitar tocar superficies donde pueda alojarse el coronavirus y realizar el consabido protocolo de desinfección al volver a casa.

En la controversia intervienen los que ya han probado el trote enmascarado. Dicen que es muy incómodo porque la tela se moja con sudor, vapor de la respiración, saliva y secreciones nasales (sustituto de una palabra fea), de modo que a los pocos minutos está hecha un asco.

Además, con el movimiento tiende a salirse de su lugar y obliga al portador a tocarla, algo que está contraindicado.

Dificultades adicionales aguardan a los que usamos lentes, pues si estos tienden a empañarse en condiciones normales, imagínate lo que ocurre con la respiración acelerada.

La polémica tiene una derivación atlético-médica. Hay un estudio, sobre el que ya te hablé, según el cual correr con mascarilla a nivel del mar requiere un esfuerzo adicional equivalente a correr a 400 metros de altura. Esto puede ser malo o una excelente manera de ponerse más rápido en forma. Como cuando los futbolistas van a entrenarse en Mérida para aumentar su capacidad aeróbica.

Pero también hay lo que los expertos llaman “evidencia anecdótica”: la mascarilla puede causar dificultades respiratorias muy serias al corredor, como le pasó a Zhang Ping, de 26 años, en Wuhan (la ciudad donde se detectaron los primeros casos de covid-19), quien sufrió un neumotórax, supuestamente por culpa del tapabocas.

La polémica apenas comienza. Habrá que probar para opinar.

ÉPALE 378