El burpee no es mantequilla

Por Clodovaldo Hernández @clodoher  / Ilustración Daniel Pérez

No es que nos estemos desviando del tema de esta columna, que es el trote de los mortales comunes, sino que, precisamente por saberse uno mortal y común, se abstiene de romper la cuarentena para andar por ahí corriendo.

En consecuencia, algo hay que inventar para drenar un poco la energía que -afortunadamente- tiende a rebosarse, y para evitar que ese otro virus, el del sedentarismo, se apodere de estos cuerpos encuarentenados.

La semana pasada prometí ampliar un poco sobre el burpee, una rutina de ejercicio que algunos trotadores están asumiendo (o tienen ganas de asumir) en estos días de encierro. La promesa fue acompañada de un cierto tono de alerta porque el burpee es una técnica a la que es conveniente aproximarse con reverencia. No es mantequilla.

Se trata de una sucesión de varios movimientos y flexiones. Es mejor que lo veas en video, porque en palabras no se entiende bien: estás de pie y te mueves a la posición de cuclillas (es decir, haces la bajada de una sentadilla); luego te dejas caer sobre las palmas de las manos, te estiras cuan largo seas y haces una flexión de pecho; vuelves a cuclillas y te pones de pie (es decir, haces la subida que quedó pendiente de la sentadilla); y, cuando ya estás parado, saltas con los brazos en alto. Después, repites la sesión. Cuando la gente está en forma, lo hace muchas veces y muy rápido.

La ventaja que tiene esta rutina es que puede hacerse en un pequeño espacio, el suficiente para cuando hagas la flexión de pecho. El resto del set, se puede hacer en una baldosa. El riesgo es que es un ejercicio cardiovascular exigente y riesgoso para los músculos, articulaciones y tendones no acostumbrados a tales maromas. Es feo decirlo, pero la advertencia va subrayada para ti si eres (o estás cerca de ser) adulto mayor; si estás con sobrepeso o todo junto.

Insisto en algo: no importa si ya eres de los que trotan por media hora o más. Igual te puede resultar cuesta arriba esta cosa del burpee. Si te decides, empieza con suma humildad y ve poco a poco. Total, seguramente que tiempo es lo que ahora te sobra.

ÉPALE 370