ÉPALE278-MIRADAS

SI A MÍ ME PREGUNTASEN EN QUÉ PIENSO CUANDO ESCUCHO LA PALABRA “CARIBE”, MI MENTE DIVAGARÍA ENTRE LA RESISTENCIA Y LA ALEGRÍA. SIN EMBARGO, LA ALCALDÍA DE CARACAS HA CONVERTIDO ESTA PALABRA EN UNA INICIATIVA ECONÓMICA NO CONVENCIONAL PARA ENFRENTAR UNO DE LOS MUCHOS PROBLEMAS ECONÓMICOS QUE NOS AQUEJAN

POR JESSICA DOS SANTOS JARDIM • @JESSIDOSSANTOS

Hace poco más de un mes, el pasado 15 de abril, la alcaldesa del municipio Libertador, Erika Farías, decidió lanzar la moneda “Caribe” como “un mecanismo de intermediación” y “protección” al pueblo para enfrentar la Guerra Económica.

Sin embargo, esta moneda es un trabajo conjunto entre la alcaldía, el Instituto Municipal de Crédito y el Gabinete de Economía Popular, quienes realizaron la impresión de los billetes.

Esta unidad de pago tiene cinco denominaciones: 5, 10, 20, 50 y 100. Su equivalencia es 1 caribe = Bs. 1.000. Sin embargo, luego del 4 de junio, a propósito de la reconversión monetaria, habrá que ver cómo queda esto.

Los billetes solo son aceptados en las denominadas “verbenas de Caracas”, donde semanalmente se vende desde harinas, granos, café, frutas, hortalizas, verduras, pollo, carne, pescado y arroz hasta artículos de limpieza y aseo personal.

Pero, ¿cómo se obtiene? “Para adquirirlos, los CLAP o los ciudadanos pueden ir a la taquilla del Instituto Municipal de Crédito Popular (IMCP) y comprarlos a través de una transacción electrónica (transferencia)”, nos explica Jazmín Bracamonte, presidenta del instituto. Luego, el comerciante lleva al IMCP el total de caribes recibidos y este le transfiere los bolívares a su cuenta bancaria (menos un 3%, la comisión que corresponde al instituto).

“No se cambia bolívares en efectivo por caribes. El canje es única y exclusivamente a través de un punto de venta o de una transferencia electrónica. En la entrada de cada una de las verbenas hay una taquilla donde te esperan entre cinco y seis compañeros para ayudarte con el canje. El caribe es y debe ser aceptado por todos los participantes del lugar”, nos explica el integrante del Gabinete de Economía Popular de la Alcaldía de Caracas, Miguel Carreño.

¿UNA SOLUCIÓN?

Esta moneda surge en medio de una fuerte escasez de efectivo e intenta ser una forma de “garantizar” que la población pueda adquirir alimentos de la cesta básica “a precios acordados”.

“No se expenden alimentos a precios regulados, pues para eso está la Feria del Campo Soberano, Mercal, Pdval. Acá son precios ‘acordados’, que igual buscan proteger el salario de los trabajadores”, explica Carreño.

En este sentido, la alcaldesa Érika Farías agrega que “el caribe va a derrotar la Guerra Económica impuesta (…) Ser caribe es ser creativo, es reconocer al enemigo y combatirlo en cualquier terreno, y por eso estamos mostrando nuestra rebeldía caribe”. Sin embargo, ¿es esta una solución real?

“Son iniciativas económicas no convencionales para enfrentar la situación actual con innovación y creatividad, para desalambrar el entramado de complejidades que agobian al pueblo pobre y los asalariados. Los grandes y encendidos debates teóricos sobre los diagnósticos y la búsqueda de culpables, sin una acción transformadora, parecen insuficientes”, expresa el economista y profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela Pablo Giménez.

ÉPALE278-CARIBES

El caribe no es la primera moneda de su tipo lanzada en la capital de Venezuela.

¿SÍ O NO?

“El tema es quién emite y bajo qué criterios esa moneda: ¿existe transparencia respecto a cuánto se está emitiendo?, ¿con qué criterios?, ¿qué transacciones se están haciendo posteriormente? Pues esta es la revolución que viene y tiene que ver con la confianza de las comunidades en el medio de pago que están utilizando”, afirma el economista argentino Juan Valerdi.

En ese sentido, Valerdi recordó el “patacón”, una serie de bonos emitidos por la provincia de Buenos Aires en la crisis socioeconómica de 2001, cuando las arcas públicas estaban vacías. Estos billetes circulaban paralelamente a los pesos.

SI LAS AUTORIDADES MUNICIPALES HACEN UNA ASOCIACIÓN CON MÁS COMERCIANTES LOCALES LA ACEPTACIÓN MASIVA ES CASI INMINENTE Y CONVIERTE LA MONEDA EN TODO UN “ÉXITO”

“Fue una moneda muy fuerte en el tema complementario. La provincia de Buenos Aires, que es la más grande y la más fuerte económicamente, lo aceptaba para pagar los impuestos. Solo con eso se volvió un medio de pago que tuvo una aceptación muy amplia. Además, circulaba en un momento en el que había escasez de pesos en Argentina, con lo cual o aceptabas eso o no vendías”, puntualizó.

Por esta razón, Valerdi considera que si las autoridades municipales hacen una asociación con más comerciantes locales (como se hizo en Barcelona, por ejemplo), la aceptación masiva es casi inminente y convierte la moneda en todo un “éxito”.

¿SE PODRÁ?

Ante esto, el también Coordinador de la Gran Misión Saber y Trabajo, Miguel Carreño, asegura que en la Alcaldía ya están encaminados:

“Ya en las verbenas convergen tres grandes fuentes de productores y distribuidores: el Estado (a través del Ministerio de Alimentación), empresas privadas que se han dispuesto a participar de forma directa (del productor al consumidor), la red de productores locales y la ‘P’ del CLAP productivo. Y la moneda caribe es una unidad de intercambio, precisamente, dentro de estas verbenas”. Asimismo, Carreño expresó que las verbenas han entrado en una fase de expansión. “Estamos planificando y realizando verbenas de manera simultánea. La gente puede encontrar la información (días, comunidades, etc.) con los Estados Mayores Parroquiales de los CLAP. Nosotros estamos trabajando en la realización de, al menos, una verbena por parroquia durante todos los fines de semana”, agregó.

ÉPALE278-CARIBE 1

Esta moneda surge en medio de una fuerte escasez de efectivo en la creación de un Estado Comunal

DETRACTORES… ¡TE LOS TENGO!

El caribe no es la primera moneda de su tipo lanzada en la capital de Venezuela. En el 23 de Enero también vio la luz el “panal”, un esfuerzo conjunto entre el Colectivo Fuerza Patriótica Alexis Vive y la organización vecinal Comuna El Panal, regulada por el banco comunal Banpanal.

De hecho, en Venezuela se habla de monedas comunales desde el 2007, aunque en ese entonces no eran convertibles en bolívares sino que sus creadores (los grupos de intercambio solidario) las usaban para fomentar el trueque.

No obstante, unas y otras han tenido sus detractores, quienes afirman que se trata de un “retroceso” enmarcado en la “ilegalidad”.

“Las experiencias de monedas sociales, cuyo ámbito de acción es la economía local, vienen ganando cada vez mayores espacios en Europa con el bristol pound de Inglaterra o el sysma en Finlandia. En cuanto a América Latina tenemos el tumín en 16 estados de México; sanpaio, aruak y palmas, así como otras 48 monedas sociales, en Brasil”, agrega el economista Pablo Giménez.

EN VENEZUELA SE HABLA DE MONEDAS COMUNALES DESDE EL 2007, AUNQUE EN ESE ENTONCES NO ERAN CONVERTIBLES EN BOLÍVARES SINO QUE SUS CREADORES LAS USABAN PARA FOMENTAR EL TRUEQUE

Además, en Venezuela existe una Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal, que en su artículo 53 establece lo siguiente: “La moneda comunal, como instrumento alternativo a la moneda de curso legal en el espacio geográfico de la República, debe facilitar el intercambio de saberes, conocimientos, bienes y servicios en los espacios del sistema del intercambio solidario, mediante la cooperación, la solidaridad y la complementariedad, en contraposición a la acumulación individual”.

Viéndolo así, las monedas comunales no serían solo una medida para contrarrestar el bachaqueo de bolívares sino, también, un pasito para avanzar en la creación de un verdadero Estado Comunal.

En este sentido resuena, una y otra vez, la voz de Chávez en aquel célebre golpe de timón: “Las comunas no se ven por ningún lado ni el espíritu de la comuna, que es mucho más importante, en este momento, que la misma comuna: la cultura comunal.

¿Me explico? ¿Será que yo seguiré clamando en el desierto por cosas como estas?”. Quizás no. Esperemos que no…

ÉPALE 278

 

Artículos Relacionados