ÉPALE272-TROTA CCS

SITIOS PARA CORRER EN CARACAS (II)

POR CLODOVALDO HERNÁNDEZ • @CLODOHER / ILUSTRACIÓN HENRY ROJAS

Correr en la azotea de la ciudad es una de las tantas sensaciones que se experimentan en el cortafuego del Waraira Repano o cerro El Ávila: una mágica fajita de tierra ubicada un poco más arriba de la Cota Mil.

Una vista única de la ciudad se suma a la impresión de estar, a la vez, muy cerca y muy lejos de la urbe. Para completar la gama de percepciones, se siente agradecimiento a las fuerzas superiores por estar en capacidad de treparse hasta ese sitio.

ÉPALE272-TROTA CCS 2No es ninguna mantequilla subir. Lo digo previendo insultos y maledicencias. Se puede llegar al menos por tres vías, además de algunas picas solo aptas para fajados excursionistas. Una de las entradas está en San Bernardino. Se le conoce como Gamboa. La subida está pavimentada porque es acceso para vehículos de doble tracción. Linealmente es un recorrido de 1.200 metros pero, como es cuesta arriba, equivale a —según me han dicho— escalar un edificio de 30 o 40 pisos, aunque con el aliciente del paisaje, el aire libre y el olor maravilloso de la naturaleza.

Se llega así a Loma del Viento. La ventaja de haberse encaramado por allí es que el trotar por ese sendero, relativamente plano, parecerá un descanso. Lógicamente, esto será así a partir de cierto momento del entrenamiento, pues las primeras veces uno llega tan abollado que apenas le provoca caminar. En todo caso, desde allí hasta el puesto de guardaparques de Quebrada de Chacaíto (el otro extremo del cortafuego) hay alrededor de 5 kilómetros, casi todo llano, salvo tres subidas rudas después de La Florida.

Tal como lo hemos dicho ya dos veces en este espacio, últimamente se aprecian fallas en el mantenimiento. Hay zonas por las que ya no podrían pasar los vehículos de los bomberos forestales, y en otras el monte está tan alto que en caso de incendio allí no se cortaría ningún fuego.

Además de San Bernardino, se puede acceder por Chacaíto. La entrada se ve en la avenida Boyacá, cerca del distribuidor La Castellana. Igualmente hay una ruta de tierra, más corta y empinada que las otras dos, al lado del distribuidor La Florida. Desde el cortafuego, además, se puede seguir subiendo hacia varios de los puntos del Waraira Repano, tales como la Cruz del Ávila, Papelón y el Hotel Humboldt. Después del puesto de guardaparques de Chacaíto hay una quebrada con unos pozos donde algunos valientes se atreven a bañarse con agua helada.

ÉPALE272-TROTA CCS 1Y todo esa magia, aunque cueste creerlo, está aquí mismito, en nuestra Caracas.

ÉPALE 272

Artículos Relacionados