ÉPALE251-MIRADAS

UN RECORRIDO POR EL PARQUE HUGO CHÁVEZ, INAUGURADO HACE CUATRO AÑOS, REVIVE ESA NIÑEZ PERDIDA Y AVIVA ESA NIÑEZ PRESENTE. SUS ÁREAS VERDES Y SUS INMENSAS POSIBILIDADES PARA JUGAR Y HACER DEPORTE, LO HACEN SER UNA DE LAS MEJORES OPCIONES RECREATIVAS EN EL SUR DE CARACAS

POR NATHALI GÓMEZ • @LAESPERGESIA / FOTOGRAFÍAS JESÚS CASTILLO

Hagamos un ejercicio de imaginación: usted toma el Metro en Petare y recorre 17 estaciones hasta llegar a La Rinconada. Es domingo, el sol pega fuerte y pareciera mejor quedarse bajo techo. Sale ansioso de la estación. En el trayecto de casi una hora solo piensa en llegar al sitio donde lo esperan, quiere estar ahí Llega jadeando y una línea de sudor surca su frente buscando sus mejillas y otra hace una “s” por su espalda. Usted tiene 10 años. La vida huele a nuevo, a futuro. Ha hecho todo este recorrido con mucho entusiasmo para montarse en una bicicleta y compartir con sus amigos. Bienvenido al Parque Hugo Chávez. No podía llamarse de otra manera.

Para algunos problemas hay soluciones. Hay niños que no tienen bicicleta y que tienen la oportunidad de montarse en una y hacer deporte al aire libre, todos los días de la semana; hay jóvenes que buscan una cancha para armar una caimanera y allí tienen varias; hay quienes solo quieren caminar y perderse entre el verdor.

ÉPALE251-MIRADAS 5

Una partida de baloncesto con los panas

Gustavo Medina, coordinador de las actividades del parque y perteneciente a la gerencia de Cultura Física del Instituto Municipal de Reporte y Recreación (Imdere) de la Alcaldía de Caracas habla con una sonrisa de muchacho mayor sobre su trabajo. De martes a viernes, de 9 a 11 de la mañana y de 1 de la tarde a 9 de la noche, y los sábados y domingos, de 9 de la mañana a 4 de la tarde, en el parque hay volibol de arena, baloncesto, fútbol sala, iniciación de fútbol campo y tenis de playa.

Estas actividades son acompañadas por el personal del Imdere, que aporta las herramientas “para que los participantes vayan desarrollando sus conocimientos deportivos”, explica Medina.

Mientras hablamos, una bandada de unos 15 muchachos, entre ellos los que llegaron desde Petare, Valles del Tuy, Carapita, Antímano y de las comunidades vecinas de El Valle y Coche, recorren la ciclovía de 1,5 kilómetros que atraviesa la grama del parque. Van con sus chalecos fluorescentes de seguridad y la emoción que los hace recorrer las estaciones que sean para pedalear hasta quedar exhaustos, si eso pudiera concebirse cuando tan solo se tiene una década. Este plan de ciclovía infantil comprende 56 bicicletas rin 20 y 25 bicicletas ring 14, y en él participan niños y adolescentes entre 4 y 15 años.

ÉPALE251-MIRADAS 2

La ciclovía mide 1,5 km y atraviesa todo el parque

Medina explica que la actividad llamada Cicloescuela “es una atención a los planteles de la zona y a la comunidad adyacente” por parte del Sistema Público de Bicicletas que se lleva a cabo durante la semana, mientras que los domingos se implementa la Cuarta Etapa de Caracas Rueda Libre, dirigido exclusivamente a los niños.

Además, se hacen festivales deportivos y actividades recreativas donde participan niños y jóvenes de todas las parroquias caraqueñas. “Esto es solo el comienzo”, agrega Medina, mientras vemos, a lo lejos, puntos fluorescentes de niños que pedalean con tanta vida desbordada que contagian.

UN PARQUE Y MUCHOS

Usted ya no tiene 10 años. Durante la semana trabaja mucho, cumple con sus responsabilidades y hoy solo quiere robarle un poco de verde a la ciudad. Decide un domingo cualquiera salir de la rutina y se monta en el Metro. Después de unas cuantas estaciones, llega a La Rinconada. Sale y un sol abrasador lo recibe. Comienza a caminar y da con un rincón mágico e inesperado. Es el Jardín Acuático, que no es otra cosa que un humedal artificial, próximo a inaugurarse y que bordea el camino de la ciclovía. Una madre le dice a su pequeño, que aún camina vacilante, que no se aproxime mucho. El niño se para y se queda extasiado viendo el paisaje. El agua es siempre una caricia infantil. Alrededor del espejo acuático hay varios bancos para quedarse, ver pasar la tarde y los recuerdos gratos. La brisa se mueve ondulante y la vida se transforma en algo dulce y ligero que despeina y acaricia el espíritu.

ÉPALE251-MIRDAS 1

El humedal artificial donde la tarde corre sin prisa

Si sigue caminando se encuentra con los parques biosaludables, hay un total de 20. Mientras hace un poco de brazos y piernas puede escuchar a un par de muchachos que hablan de que en su barrio no hay buenas canchas y que aquí se sienten relajados y seguros. De fondo, unos niños juegan una partida de baloncesto y una pareja habla recostada sobre la grama, como si el tiempo, solo por hoy, no tuviera prisa.

EN TOTAL SON 75% DE ÁREAS VERDES Y EL RESTO EN OTROS MATERIALES, POR DONDE LAS CUADRILLAS PASAN DIARIAMENTE PARA DEJARLO TODO COMO SI LO HUBIERAN INAUGURADO AYER Y NO EL 13 DE SEPTIEMBRE DE 2013 

ÉPALE251-MIRADAS 3

Jugar y jugar con tu sombra

En un trabajo anterior, publicado en esta revista, hablamos de la piscina, los chorros y los cañones de agua. Este fin de semana, como los que le precedieron, los niños juegan como si fuera la primera vez. Corren, saltan, gritan y descubren, entre carcajadas, las cosquillas que produce el agua.

En una conversación con Héctor Obregón, gerente general del Parque Hugo Chávez, le comentamos sobre el impecable estado del lugar, donde no hay ni un papelito fuera de lugar. Nos cuenta que en las 844 hectáreas de extensión de este sitio recreativo, el mantenimiento es un premisa fundamental, en la que ha hecho énfasis el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez.

En total son 75% de áreas verdes y el resto en otros materiales, por donde las cuadrillas pasan diariamente para dejarlo todo como si lo hubieran inaugurado ayer y no el 13 de septiembre de 2013.

En las áreas verdes ornamentales hay sembradas 25.000 plantas y 54 árboles samanes. Con razón el alma pierde su peso entre tanto oxígeno y frescura. Además, hay un módulo sanitario que posee duchas.

Obregón se refiere también a la vinculación directa que tiene el parque con los espacios comunales que lo rodean, de Norte a Sur.

ÉPALE251-MIRADAS 4

Sin sombra no hay luz

“Hemos entregado el sendero Acosta Carles, la primera ruta de montaña de la ciudad capital, más de 4 kilómetros; y los viveros colectivos de producción masiva, que forman parte del plan Siembra Caracas, pronto surtirán a las comunidades aledañas”. Una demostración de eso que Chavez llamó el Vivir Bien, en una zona que por muchos años fue subutilizada.

Este proyecto, del que ya se ha culminado su segunda etapa, espera incluir en sus espacios, a finales de 2018 o principios de 2019, el estadio de beisbol más grande y más moderno de América Latina.

Este paseo culmina y, como la alegría no tiene edad, a esta altura no se sabe si en el Metro de regreso se montan adultos rejuvenecidos, que por unas horas volvieron a tener 10 años y que dejaron sus preocupaciones cotidianas en la alfombra de sus casas. Pronto será domingo de nuevo y un chamo estará ansioso, recorriendo estaciones y estaciones para pedalear con entusiasmo en dirección al futuro.

ÉPALE 251

Artículos Relacionados