ÉPALE271-CRITICA Y MEDIA

LA TRAMA COTIDIANA POR RODOLFO PORRAS

El 27 de marzo se celebra el Día Internacional del Teatro. Cada año se le asigna a una persona la misión de escribir unas palabras. Este año le tocó a una teatrera y periodista mexicana, Sabina Berman. Compuso un hermoso texto en el que convirtió el probable combate de una tribu de caza-pájaros contra un mamut en una alegoría en la que lo humano trata de domeñar a la bestia para darle cabida a lo mejor de sí.

Es una pelea permanente, que se inicia en nuestro propio interior. La miseria, la mediocridad, la arrogancia que nos habita enfrentada a la solidaridad, el esfuerzo, la humildad que también llevamos dentro. Para luego dar esa misma pelea en nuestro derredor. Buena figura para entender el papel del teatro y el de sus hacedores.

En el Teatro Nacional —en el marco de esta fiesta mundial— se les hizo homenaje a nuestros mayores. Se reunieron en el escenario Aura Rivas, Orlando Rodríguez, Antonieta Colón, Sylvia Mendoza, Dilia Waikarán, Yorlando Conde, Soraya Sanz, Armando Carías, Ugo Ulive, Víctor Villavicencio, Alberto Rowinsky, Laura de Rokha y Élida Antíguez. El ministro de Cultura, la presidenta de Fundarte y el director de la Compañía Nacional de Teatro custodiaron a los homenajeados. Fue gratificante ver reunidos y felices a tantos artistas que, junto a otros, han venido forjando nuestra realidad teatral.

Luego se presentó Baño de damas. La puesta en escena de Aníbal Grunn da cuenta de la intencionalidad del dramaturgo Rodolfo Santana. El público estaba conmovido, lo que se conjugó con la entrega del elenco para que se alcanzara una extraordinaria atmósfera teatral.

La pieza, escrita en tono de comedia, nos presenta la confluencia de distintas clases sociales y de sectores tales como el trabajador de servicios, el oficinista, la farándula, el poder político; todos interactuando según su perspectiva de clase o de rol. La trama gira entorno a la mujer asumiéndose como sujeto histórico. Ese baño de damas, entonces, funciona como una perfecta metáfora cuyo claro referente es el país.

Así que fue un Día Mundial del Teatro bueno para los que estuvimos ahí, a sala llena, celebrando nuestro oficio, a nuestros maestros y disfrutando de una buena pieza con buenas actuaciones. La pelea contra la bestia fue ganada en esta batalla, una más en la guerra permanente contra lo no humano de la humanidad.

ÉPALE 271

Artículos Relacionados