En el Nobel no están todos los que son

¡Acá esta!

Los promotores de la lectura, Marialcira Matute e Isidoro Hugo Duarte, fueron los encargados de enviar la postulación de Luis Britto García a la Fundación Nobel y la Academia Sueca.
La solicitud contó con el respaldo de la profesora, lingüista y experta en gramática Minelia Villalba de Ledezma, miembro de la Academia Venezolana de la Lengua desde el año 2013.
Asimismo, un sinfín de académicos más, entre ellos el profesor universitario, ensayista y crítico literario Alberto Rodríguez Carucci y el poeta venezolano Luis Alberto Crespo, quien fue Premio Nacional de Cultura y exembajador de Venezuela ante la Unesco. Ambos manifestaron su apoyo irrestricto.
El proceso se hizo de acuerdo a las bases expuestas en la página www.nobelprize.org, donde se especifica que la propuesta debe ser enviada entre septiembre de 2019 y el 31 de enero de 2020, tanto en físico (libros de papel) como online (digitales).

¿Qué se envió?

La postulación se acompañó por una muestra representativa de 14 libros del autor, publicados por diversas editoriales desde el año 1964 hasta la fecha, entre ellos: Los fugitivos (cuentos, 1964), Rajatabla (cuentos, 1970), Vela de armas (novela, 1970), Abrapalabra (novela, 1979), El imperio contracultural (ensayo, 1990), Golpe de gracia (ensayo, 2001), Elogio del panfleto (ensayo, 2002), Para comprender y querer a Venezuela (ensayo, 2004), Venezuela, investigación de unos medios por encima de toda sospecha (ensayo, 2002), Por los signos de los signos (ensayo, 2015), El verdadero venezolano (ensayo, 2016), Maraña (cuentos, 2017) y Habla, palabra (antología personal, 2017). Así como una entrevista realizada al autor por el periódico Pie de página durante el mes de mayo de 2019.
“La obra de Britto constituye un corpus literario referencial para el mundo entero. Ha realizado centenares de charlas en ferias de libro y encuentros especiales con lectores en su país, donde su sola presencia atrae a un público heterogéneo. También ha realizado decenas de conferencias al atender invitaciones de universidades del extranjero, ferias, festivales literarios y congresos internacionales de escritores”, explicó la postulante Marialcira Matute.

Y ahora ¿qué viene?

La elección de los candidatos se realiza por pasos. Primero, el comité Nobel le envía cartas a unas 600-700 personas u organizaciones para invitarles a proponer escritores para el año siguiente. Estas recomendaciones también pueden venir de antiguos galardonados, expertos en literatura, instituciones científicas u organizaciones de escritores. Eso sí: nadie puede proponerse a sí mismo.
“Acompañamos la comunicación con las firmas de postulantes que cumplen con las condiciones exigidas por la Academia Sueca y la Organización Nobel, por encontrarnos en el caso de no haber recibido invitación a postular candidatos”, explicaron los encargados de la postulación de Britto García.
La Academia Sueca de la Lengua tiene 18 miembros, todos elegidos de forma vitalicia. Pero el trabajo principal del comité Nobel lo realizan sólo cinco de éstos.
En este sentido, a más tardar el 31 de enero, todas las propuestas deben llegar a Estocolmo. Luego, el comité Nobel (cinco miembros) presenta una lista de 15 a 20 nombres que la Academia (18 miembros), finalmente, reducirá a solo cinco.
De junio a agosto los miembros de la Academia revisan las obras de los cinco finalistas y el comité de los Nobel realiza informes individuales, indispensables para que durante las reuniones de septiembre se puedan discutir los méritos de los autores, no sólo los literarios, sino también los sociales y políticos.
Finalmente, a principios de octubre se elige al ganador. Para ello, el candidato distinguido debe contar con más de la mitad de los votos de todos los académicos.
El galardón (diploma, medalla y un sustancioso premio metálico) se entrega en el mes de diciembre, durante una ceremonia privada realizada en Suecia.
Quienes ganan el Nobel reciben la noticia tan solo horas antes que la prensa. Mientras que los nombres de los “nominados”, por ley, deben conservarse en secreto durante 50 años. Sin embargo, los rumores nunca se han hecho esperar.

Datos “curiosos”

El año pasado (2018), y por primera vez desde 1943, la Academia Sueca no entregó el Nobel de Literatura por un escándalo de abusos sexuales, que provocó la renuncia de siete de los 18 miembros del jurado.
La institución explicó en un comunicado que el premio de 2018 se concedería en 2019, junto con el correspondiente a ese año.
Finalmente, Olga Tokarczuk y Peter Handke fueron los ganadores del premio de 2018 y 2019, respectivamente.
Además de seis años durante las guerras mundiales, solo ha habido un año en que no se otorgó el premio, en 1935, cuando el galardón se declaró desierto al determinarse que “no habían candidatos a la altura de las expectativas del galardón”.
Hasta la fecha se han entregado 112 premios Nobel de Literatura (a 116 premiados), de los cuales 11 fueron para escritores hispanohablantes.

¿Se lo merece?

Luis Britto García es un narrador, ensayista, humorista, dramaturgo y guionista de cine nacido en Caracas el 9 de octubre de 1940.
Estudió Derecho en la Universidad Central de Venezuela (UCV) en 1962, obtuvo el doctorado en 1969 y en 1982 consiguió un diploma en Estudios Latinoamericanos en la École Pratique Des Hautes Études de París.
Desde 1966 es profesor en la Facultad de Economía y Ciencias Sociales de la UCV y en 1988 obtuvo la titularidad del cargo.
Tiene publicadas más de 85 obras en diversas editoriales. En este sentido, sus trabajos, que han recibido decenas de premios nacionales e internacionales, se caracterizan por su constante espíritu experimental e innovador. De igual forma, el humor, la ironía y la crítica están siempre presentes.
Pero lo cierto es que la carrera por el Nobel es muy competitiva y el hecho de que tantos grandes literatos nunca hayan ganado este galardón (a pesar de ser merecedores) alimenta la idea de que pueden existir factores ideológicos que juega un rol predominante.

   

“Te lo mereces, pero no”

De esta manera, vale acotar que grandes escritores se quedaron por fuera del Nobel, a pesar de poseer mucho talento y ser los eternos candidatos de las quinielas.
Por ejemplo: durante la celebración del primer Nobel de Literatura, en 1901, el ruso León Tolstói sonó como principal candidato para hacerse con el premio. Sin embargo, el premio recayó finalmente en el poeta francés Sully Prudhome. Años después, se supo que la Academia se negó a otorgarle el premio a Tolstói por considerar que su obra era una “inadversión contra la Iglesia y el Estado”. Al respecto, Tolstói agradeció no ganar el galardón alegando que “prefería no recibir un dinero que estaba lleno de maldad”.
De igual forma, la británica Virginia Woolf, autora de obras tan populares como La señora Dalloway o Al faro, fue obviada por una Academia que parecía no estar preparada para recompensar a una mujer escritora. En este sentido, hay que resaltar que de los 116 premiados existentes sólo 14 han sido mujeres.
A la par, Franz Kafka, autor de origen judío, tampoco llegó a ganar el Nobel de Literatura, según los expertos, por una visión literaria para la cual la Academia aún no estaba preparada.
Asimismo, el escritor irlandés más influyente del siglo XX, James Joyce, se quedó por fuera porque la Academia alegó “no estar preparadapara este nuevo tipo de literatura, apoyándose más en las letras tradicionalistas”.
A su vez, el argentino Julio Cortázar, un autor que revolucionó el estilo y la forma de contar historias, tampoco alcanzó el galardón. En su momento, se le llegó a preguntar al autor si le gustaría ganar el Nobel de Literatura, a lo que Cortázar contestó: “Sí, me gustaría conseguirlo para utilizarlo como arma política contra aquellos escritores latinoamericanos que se vendieron al fascismo”.
Las razones por las que Cortázar nunca llegó a ganar el Nobel no están claras, pero posiblemente a la Academia nunca le gustaron los autores tan “políticamente incorrectos” como él.
Aunque, contradictoriamente, se sabe que Jorge Luis Borges sonó como candidato en 1976, pero el haberse reunido con Augusto Pinochet el 22 de septiembre consiguió que fuese totalmente descartado.
¿Cuáles opiniones prevalecerán en 2020? ¿Ustedes qué opinan? ¿Quieren un nobel para el querido Luis Britto García?

Épale CCS / Por Jessica Dos Santos Jardim / Fotografías archivo