ÉPALE256-ÉRIKA FARÍAS

A UNA SEMANA DE LAS ELECCIONES MUNICIPALES LA CANDIDATA POR EL PSUV SE DESNUDA, PARCIALMENTE, ANTE ÉPALE CCS, TRÁS UNA ENCERRONA PERIODÍSTICA PARA BOMBARDEARLA A PREGUNTAS, QUE ELLA RESPONDIÓ CON RESPUESTAS A DISCRECIÓN PORQUE, ADEMÁS, DISPARA, Y DISPARA BIEN

POR MARLON ZAMBRANO • @MARLONZAMBRANO ⁄ FOTOGRAFÍAS MICHAEL MATA Y JESÚS CASTILLO

Caracas, jueves, 7 de la mañana, quincena. El largo bostezo del amanecer no hace efecto sobre la ciudad: la calle bulle, a esa hora, con sus colas para la camionetica; el Metro atestado, un grupito de cadetes al trote en plena avenida Universidad, los abuelos en la esquina de Gradillas esperando que comience el despacho del diario Ciudad CCS, los adoquines recién lavados de las caminerías y una cola bestial de tres cabezas para entrar al banco. Caracas en más de 2 millones de suspiros que estiran el aliento a una semana de las elecciones municipales.

Érika llega en su carro, se estaciona y despliega la mirada 360 grados como diciendo: “¿Qué pasó, quiénes son, qué es lo que?”. Somos nosotros, los epaleros, quienes por fin la encontramos a las 11 de la mañana después de tanto buscarla, detenidos en ese oasis catiense que es la Escuela Nacional Robinsoniana en la avenida Sucre.

PENÚLTIMA DE CINCO HERMANOS FUE, Y ES, LA MÁS IRREVERENTE. BAILA, PERO DESPEGADA O MEJOR SOLA, ASÍ LE ENSEÑÓ PAPÁ. PREFIERE EL SKA Y LA TROVA, SIEMPRE ENCUENTRA TIEMPO LIBRE; SE DESPECHA Y SUBE AL WARAIRA CADA VEZ QUE PUEDE

Mercedes Chacín, Nathali Gómez, Malú Rengifo, Gustavo Mérida y el firmante nos ponemos nerviosos, unos más, otros menos, palpitando en torno a esa pregunta que nos ha mantenido en vilo durante tres semanas y ha generado las más agrias especulaciones: ¿por qué usa dos relojes?

La respuesta vino mucho rato después. Primero nos reveló, con suficiente soltura, esa faceta inaccesible y misteriosa de toda figura pública que gravita en torno al poder: su lado humano.

Penúltima de cinco hermanos fue, y es, la más irreverente. Baila, pero despegada o mejor sola, así le enseñó papá. Prefiere el ska y la trova, siempre encuentra tiempo libre, se despecha, sube al Waraira cada vez que puede y conoce prácticamente todos los accesos de la montaña mágica; cree que el debate de temas como la legalización de la marihuana, el aborto y el matrimonio igualitario son tan serios que aún necesitan mayor madurez de los nuestros en cuanto al reconocimiento del otro; considera que el matrimonio es una rancia e inservible tradición burguesa; le encantan las películas de terror, sabe que la ven como “rara”, nunca deseó ningún cargo de los que ha ocupado; sabe disparar, y dispara bien; y, como le recomendó su papá: no se junta con jalabolas.

ÉPALE256-ÉRIKA FARÍAS 1

NG: ¿Cómo ves la ciudad?

EF: Tengo mis contradicciones. Quizás podría decir que esos edificios tan altos, de concentración de tanta gente en espacios reducidos impactan mucho a la ciudad, no solo desde el punto de vista de los servicios sino también de la movilidad. Hay, necesariamente, que desarrollar una organización frente a los cerca de 120 urbanismos —de Misión Vivienda—. En nuestros barrios no se sabe vivir en apartamento: más allá de lo económico y de la movilidad social es un tema cultural. En el barrio donde nací, en Los Eucaliptos (parroquia San Juan), había una ventana hacia la escalera y desde allí una sobrina mía se sentaba y saludaba a todo el mundo. Ella era feliz. Luego, mi hermana se mudó para un apartamento y la niña se deprimió: la niña extrañaba el saludo del barrio.

ÉPALE256-ÉRIKA FARÍAS 4MZ: ¿Ves factible la creación del corredor de turismo y cultura que propuso el presidente Maduro?

EF: Y pueden ser varios. Él planteaba el corredor desde Chacaíto hasta el parque Alí Primera. Pero está el corredor desde el Zoológico de Caricuao hasta El Paraíso, Los Caobos. Es decir, tú puedes armar dentro de la ciudad, con distintas temáticas, corredores que pueden darle a Caracas una vida distinta. El Waraira Repano, por ejemplo, tiene una potencialidad para el disfrute de los caraqueños extraordinaria. Antes de irme a Cojedes nos íbamos los viernes y bajábamos los sábados. Tengo muchas historias en el Waraira.

MCh: Siendo mujer en un mundo machista, ¿fue difícil llegar hasta donde estás?

EF: Es difícil, porque recuerda que están los estereotipos. No soy una mujer explotada ni una mamita ni nada de eso, más bien soy un poco masculina y mi visión del mundo no es a través de las tetas sino desde la inteligencia, de la capacidad de resolver, desde la cultura. Entonces, estar en un mundo de políticos machos y poder ascender más allá de tu parte física es difícil porque a veces juzgan más la parte física que el trabajo. En Cojedes fue difícil, el llano venezolano es muy machista. Nunca había gobernado una mujer, que además es de Caracas, tiene el pelo corto, aros, tatuajes, es medio rara; pues no fue fácil. Pero creo que el llano y yo logramos una buena relación.

MZ: ¿Por qué usas dos relojes?

EF: Es muy sencillo. Son tres episodios: me aprendí la hora muy temprano y siempre lo usé en la mano derecha. Después, empezó el cuestionamiento y entonces decidí usar otro en la izquierda, para complacer los gustos. Luego me gustó como adorno, porque siempre estoy pendiente de la hora. Más tarde, con el comandante Chávez, nos estábamos preparando para la guerra y siempre tenía conflicto con la hora militar, entonces tenía uno para la hora militar y otro para la hora normal. Pero con Chávez tuve que tener los dos porque con él la hora era la militar.

MZ: ¿Qué piensas de la candidatura de Eduardo Samán?

EF: Prefiero quedarme con la candidatura que estamos construyendo, porque estamos en un contexto de guerra contra el pueblo y contra el proyecto que estamos desarrollando. Eso obliga a un nivel de disciplina y de organización unitaria. Nunca aspiré a ser alcaldesa ni gobernadora ni ministra, mi única aspiración en la vida es ser cuadro revolucionario. Tengo mis dudas con esos que quieren “ser”, porque quizás pudiera haber proyectos particulares, cosas del ego y la vanidad. Por eso nos hemos ido a encontrar con esa Caracas militante, chavista, que tiene conciencia de que estamos en un momento de agresión y necesitamos estar juntos y juntas, y hemos ido a potenciar ese sentido unitario de Chávez y de la Revolución.

ÉPALE 256

Artículos Relacionados