TROTACCS-Escaleras1

COSAS QUE PASAN

POR CLODOVALDO HERNÁNDEZ @CLODOHER / ILUSTRACIÓN HENRY ROJAS

Hay gente que no se conforma con trotar en lo plano, sino que le gusta correr en subida. Algunos lo hacen trepando cerros y otros se fajan en las escaleras de grandes edificios.

Por supuesto que semejante pasatiempo genera rumores sobre el presunto deterioro de la salud mental de los subidores. Si de los trotadores comunes y corrientes suele decirse que están dementes, ya te podrás imaginar lo que dicen de los trepadores de torres.

Para una sociedad en la que la mayoría de la gente usa ascensor para subir un piso (y, si no hay, forman un lío), alguien que voluntariamente se lance a correr 20, 30 o más pisos debe estar frito o tener interés en quitarse la vida de una manera excéntrica.

En rigor, hasta los corredores de zonas con grandes desniveles (Caracas lo es) tienden a pensar que los escaladores de edificios están locos de metra. Lo piensan porque hacen una regla de tres simple: si ascender, paulatinamente y al aire libre, desde la zona llana de la ciudad (digamos que Plaza Venezuela) hasta la Cota Mil es un desafío importante para el sistema cardiovascular y para la musculatura de las piernas, ¿cómo será subir 700 escalones girando dentro de un encofrado de concreto?

Si haces una pequeña prueba de unos 70 o 100 escalones en tu edificio o en tu barrio me vas a dar la razón: entrenar en escaleras hace que el trote plano parezca un paseo relajado. Para que no puedan responsabilizarme de algún soponcio debo advertir que nadie debe ponerse a hacerlo de buenas a primeras. Aunque sea cosa de locos, no debe hacerse a lo loco. Es necesario tener ya una sólida base de resistencia forjada con largas carreras de fondo. También es conveniente haber trabajado, previamente, en repeticiones, velocidad y saltos. En cualquier caso, al menos las primeras veces, hay que estar muy pendiente del nivel de pulsaciones, porque este tipo de ejercicio suele acelerarlo mucho más que el trote en plano, y de forma súbita. No hay que darles la razón a quienes dicen que lo que quieres, en verdad, es suicidarte.

Sin título-1

ÉPALE 305 

Artículos Relacionados