“Esta noche me emborracho” (Y III)

Por Humberto Márquez / Ilustración Julietnys Rodríguez

Vale la pena contar la historia de amor entre Enrique y Tania en esta entrega. Después de caer en sus redes, enloqueció por ella. Paula María Martín, en el artículo “Tania, una diva del tango”, publicado en La Nación, la describe como graciosa, alegre y coqueta, atributos con los que lo supo hacer caer en sus redes, cuando se hizo la dura esa infalible virtud femenina que exacerba el deseo de su hombre, hasta que Discépolo pudo por fin disfrutarla interpretando su tango “Esta noche me emborracho”, y allá rodó. Se enamoró locamente por la curiosidad de “saber cómo era eso que una española daba vida a tangos argentinos”.

Aquellas noches en el cabaré Follies Bregère, en 1927, forjaron una hermosa pareja que dotó al poeta de su diva privada y así le montó en el cine Cuatro corazones, que se estrenó el 1° de marzo de 1939, dirigida por Carlos Schlieper y el propio Discépolo. El argentino fue, además de actor, novio de la madrina y guionista (con Miguel Gómez Bao), cuya sinopsis fue “sobre el perverso dueño de un cabaré que se rehabilita, sacrificándose por la felicidad ajena”. Otro película hecha para Tania fue Caprichosa y millonaria, estrenada el 1° de mayo de 1940, también con guión y dirección de Discépolo, cuyo argumento trata sobre un millonario que designa a un administrador para controlar los despilfarros de su hija. Asimismo, la trayectoria de Tania en teatro incluye: La Perrichona y Mis canciones, en 1932; Wunder Bar, en 1933; Winter Garden, en 1935; y Blum, en 1949. Todas organizadas por Discépolo.

Esta hermosísima historia duró 24 años y, aunque nunca se casaron, fueron muy felices y se dieron la gran vida. Tania contaba: “Vivíamos como millonarios, porque nos gastábamos todo lo que ganábamos”. En una linda referencia cargada de amor también decía: “Yo sé que cuando la gente me aplaude o me besa, en el fondo no lo hacen por mí. Ellos sienten que están aplaudiendo y besando a Enrique…”. Chachi y Mami, como se decían en la intimidad, disfrutaron su lindo romance hasta que, el 23 de diciembre de 1951, el poeta murió.

ÉPALE 376