“Fichas negras”

POR HUMBERTO MÁRQUEZ / ILUSTRACIÓN FORASTERO LPA

Perder un amor es, definitivamente, un suceso lamentable. Es un dolor tan jodido que pasan los años… y nada; porque esa es una espina que quedó hincada en el corazón. Ahí no hay bolero ni poema que valga; es hasta peor para quienes hemos vivido esa desolación. Por eso traigo hoy este bolero: “Fichas negras”, de Juan de Capadocia Rodríguez Losada, mejor conocido como Johnny Rodríguez y recordado como El Rey del Bolero Sentimental. Perder a una mujer es algo tan horrible como perder una fortuna en un casino y es esa, precisamente, la imagen que nos regala el boricua Johnny Rodríguez, quien, por cierto, es hermano de Tito Rodríguez y uno de los primeros en crear tríos en Nueva York: Yo te perdí / como pierde aquel buen jugador, / que la suerte perversa marcó / su destino fatal. / Pero jugué mis cartas abiertas al amor. / La confianza que tuve truncó / nuestra felicidad, / pero en cambio tú / me jugaste fichas sin valor, / fichas negras como es el color / de tu perversidad. ¡Vergación!, jejejé.

La canción “Fichas negras” está íntimamente asociada al nombre que le puso a su primer trío, con esa letra tan extraña y tan “verraca”, como dirían los colombianos. De las versiones me encanta la del argentino Alberto Batet Vitali (mejor conocido como Leo Marini) con la Sonora Matancera. Esos metales y el piano nos hacen el mandado del llanto con esa voz que acaricia, como le decían. Pero si de llorar por una mujer hablamos, Roberto Malaver, no te pierdas las versiones de Virginia López con un requinto matador y, por supuesto, las de Daniel Santos y Julio Jaramillo. Y la de Bobby Cruz no se puede soslayar.

Pero nada como el final, que es otra manera de decir aquel verso que aprendí de mi querido doctor Maciá: “Yo soy la alfombra roja que tu pisas”, jajajá; y que el Johnny traduce así: Hoy ya perdí / y te juro no vuelvo a jugar, / porque a nadie yo volveré a amar / como te quiero a ti. ¡Recojan los vidrios! Jajajá.

ÉPALE 342