ÉPALE266-CARACAZO

29 AÑOS ATRÁS SE GENERÓ UNA REVUELTA POPULAR QUE NADIE IMAGINABA. SU LUGAR DE ORIGEN AÚN ES UN MISTERIO, SUS RAZONES MÁS QUE JUSTIFICADAS Y SUS CONSECUENCIAS AÚN TINTINEAN EN LA HISTORIA

POR MARLON ZAMBRANO @MARLONZAMBRANO

¿Tú sabes qué es impresionante? Ver a una doñita como de 80 años arrastrar una nevera del tamaño de una gandola por una pendiente, en subida, ayudada por su nieto, o por un carajito que parecía su nieto. Ella halaba y él empujaba. Ella descansaba, él jadeaba. Unos motorizados pasaron y le picharon un costillar de res que ella introdujo en la nevera, y dale. El procedimiento debe haber tardado toda una mañana, pongamos que de 7:30 a 11:45, para que la pobre vieja avanzara, si acaso, 20 metros.

Se fajaron también unos chinos que se defendieron de una multitud saqueadora con un chorrito moribundo de agua, desde una esquina de la célebre Plaza de los Flojos (Plaza La Paz), en pleno corazón de Guarenas.

Todo eso lo presenciamos en primera fila, desde la ventanita de un baño del piso 3 de la Unidad Educativa Ciudad Fajardo, un establecimiento privado con aire acondicionado desde donde se veía arder la ciudad, cómodamente.

Nuestro ángulo nos permitió ver la proeza de la abuela, así como a decenas que subían por la carretera hacia Las Clavellinas cargados de televisores, pollos muertos o vivos, cortes de cochino, cabezas de vacas, leche en polvo y un sinfín de artículos que el comercio formal mantenía acaparados.

La gente de Menca de Leoni (hoy urbanización 27 de Febrero), Gueime, Trapichito, Oropeza Castillo y Cogollal no come coba y hace valer su casta: guarenero que se respete prepara aguardiente de ponsigué y defiende su protagonismo el 27 de febrero de 1989.

La historia oficial ha desvirtuado los hechos, que solo fueron reivindicados, a medias, por el gobierno bolivariano. Quizás por aquello de que la capital es la capital, y lo demás monte y culebra. Eso, o que las imágenes más impactantes como las que recogieron Frasso y Tom Grillo cámara en mano, durante la revuelta popular, se produjeron en el centro de Caracas, Petare, El Valle, Monte Piedad, Catia, San Bernardino, donde un día los vecinos amanecieron con la harina de 1,50 a 9 bolos, 18 productos de la cesta básica liberados, la tarifa del pan incrementado en 200%, del gas doméstico en 52%, la gasolina en 100%, y así. Y ahí sí es verdad que no existía gobierno que nos defendiera, ni bonos, ni Clap. Todo lo contrario.

QUE SI NO, QUE SI SÍ

Hay muchas versiones porque a la hora de los créditos, todo el mundo se la echa. Hay uno que dice que fue él quien le metió la primera patada a una santamaría en todos esos barloventos. Cuentan que fue Freddy López quien levantó la primera alcantarilla que paralizó el tráfico y originó los saqueos. Una señora me llamó apurada por teléfono para contarme que todo lo que se ha dicho y escrito hasta ahora es paja: el primero que se activó fue su amigo Larry González, que se arrechó tanto al ver camiones llegar y descargar todo tipo de mercadería en los locales aledaños a la iglesia La Candelaria de Guarenas, que se lanzó sobre un local y forjó la puerta para que ingresara la gente. “Pero ese muchacho no se imaginaba lo que iba a ocasionar”, remata la amiga.

Así las cosas, mejor le pregunto a William Manosalva, un veterano fotógrafo del diario Últimas Noticias que ese febrero se desempeñaba como fotorreportero del diario La Voz. Él estuvo —y blande las fotos frente a mi rostro— en los sitios álgidos de esa mañana convulsa: Valle Verde, el terminal de pasajeros, la calle Comercio, Menca de Leoni, donde continuarían los saqueos que comenzaron en el casco central del pueblo y poco a poco se fueron extendiendo como polvo al viento.

Williams Manosalva

Williams Manosalva

Michael Mata

Michael Mata

ÉPALE266-CARACAZO LEYENDA 1

Cuenta, entre risas, algo que aquel entonces le acarreó tremendo susto: una pandilla de malandros, mezclados con la multitud, le hizo correr y una vez rodeado le arrebató su cámara sin los rollos, pues le dio chance de esconderlos en un bolsillo. Regresó al periódico sollozando y jurando que no lo haría más. Al día siguiente lo mandaron a la calle a cubrir los sucesos, y una vez situado en un centro comercial lo rodeó otra multitud para despojarlo de su cámara, otra vez. Al borde de un patatús, vio a un “metropolitano” a lo lejos y le pidió ayuda como pudo, a lo que aquel respondió con unos tiros al aire. Aún se tropieza por ahí con ese tombo, y siempre le agradece aquella gestión redentora.

Dicen, los que saben, que la revuelta popular la detonó el aumento del precio del pasaje de las rutas suburbanas. Esa madrugada los choferes pretendieron incrementar la tarifa de 6 a 18 bolívares. Hoy, cuesta 10 mil bolívares, y subiendo…

Rodolfo Sanz, quien para entonces era un joven dirigente del partido MPDIN, recuerda que tenía a su cargo movilizar una marcha contra el “paquetazo” del Fondo Monetario Internacional que impuso Carlos Andrés Pérez, recién electo en diciembre del año anterior. Alguna vez contó que hubo un momento en que la multitud que venía bajando de los cerros, y que se tropezó con la marcha, se volvió incontrolable. Su hipótesis es que a partir de la transmisión por televisión de los conflictos de Guarenas, se desencadenó la ola de protestas que se extendió a Caracas y el resto del país hasta principios de marzo.

Archivo

Archivo

Enrique Hernánzdez

Enrique Hernánzdez

ÉPALE266-LEYENDA2

¿Y EL CARACAZO?

Lo que siguió esa tarde, y el 28 y 29, fue la reacción desesperada en cadena de las clases populares buscando comida —y lo que cayera—, frente a la reacción despiadada del Estado. Aquello devino en una carnicería. Se registraron escenarios de violación de derechos humanos cuando no solo se unió el ejército a la represión policial, sino que con el toque de queda se sistematizó una razia sobre los barrios, con la excusa de buscar los productos que fueron saqueados.

No se sabe exactamente cuánta gente murió. Se habla de hasta 3 mil desparecidos. En 2009, el Ministerio Público ordenó la exhumación de 125 cadáveres para indagar su procedencia y certificar su origen en los acontecimientos del 89.

Mucho policía malo y mucho malandro aprovechó esos días para saldar cuentas. Se han hecho documentales y películas (El Caracazo de Román Chalbaud), libros (Febrero de Argenis Rodríguez, Ficción y Realidad en el Caracazo de Earle Herrera) y en Youtube se pueden ver imágenes impactantes de la época, como las transmisiones sin editar de RCTV y un reporte asombroso (brutal) de un noticiero peruano que uno debe obligarse a ver para caer en cuenta de cómo se trataba el tema del derecho a la vida en aquellos días.

Los fotógrafos de los medios nacionales presenciaron en las locaciones de la capital, escenas pasmosas de impunidad. Francisco Solórzano (Premio Internacional de Periodismo Rey de España 1989) recogió aquello en una muestra itinerante de nombre “Frasso 27F89” con estampas desde Fuerzas Armadas, el terminal del Nuevo Circo, El Silencio, 23 de Enero, El Guarataro, etc., donde a las penurias de la gente, el gobierno respondió con plomo.

ÉPALE266-CARACAZO INFO 1 ÉPALE266-CARACAZO INFO 2

ÉPALE 266

Artículos Relacionados