ÉPALE317-FUNDACIÓN MÁXIMA VISIÓN

EL QUE FUERA UN PROYECTO COMUNITARIO ESTUDIANTIL PARA ASPIRAR A LA LICENCIATURA EN EL PFG DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE LA UBV, TRASCENDIÓ HASTA CONVERTIRSE EN LA FUNDACIÓN MÁXIMA VISIÓN: SABERES DEL PUEBLO PARA INTEGRAR A PERSONAS CON Y SIN DIVERSIDAD FUNCIONAL Y ENTREAYUDARSE EN SOCIEDAD 

                     POR MARÍA EUGENIA ACERO COLOMINE • @ANDESENFRUNGEN                              FOTOGRAFÍAS MICHAEL MATA

Saberes para matar prejuicios tontos

Saberes para matar prejuicios tontos

Aprende braille y LSV en cuatro sesiones

Aprende braille y LSV en cuatro sesiones

En los tiempos más duros y aterradores del inicio de 2019, cuando tirios y troyanos temíamos desde Tucupita hasta Maicao, pasando por Los Monjes, El Furrial, Margarita, El Paují, El Sombrero, La Victoria, Ocumare de la Costa, Maracay, Puerto Cabello, Achaguas, Carora, San Juan de los Morros, El Tigre, Puerto Ayacucho, Carúpano, Guanare, Los Teques, Sancristoche y San Juan de Payara entre otras localidades de nuestra hermosa Venezuela el peor desenlace posible contra la soberanía de nuestra matria, Maira Ponce, Mayerling Lobo y su equipo más bien convocaban a la población a sumarse a la campaña “Todas y todos somos iguales” de la Fundación Máxima Visión.

Así, a nuestra redacción llegó la invitación a sumarnos al I Nivel del Taller de los Idiomas Braille y Lengua de Señas Venezolanas (LSV, por sus siglas en castellano).

Este programa académico otorga certificado de participación al estudiantado participante, y pertenece a la campaña “Todas y todos somos iguales”, y se está llevando a cabo desde el pasado 27 de febrero en el salón de reuniones del piso 4 del Departamento de Medios Alternativos y Comunitarios del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información. Estos talleres de cuatro sesiones semanales de 12 horas académicas en total se dividen de la siguiente manera: de 9:00 am a 11:00 am, clases de LSV, y de 11:00 am a 12:00 m, clases de Braille. El costo: Bs. 3.000, para la manutención de costos por concepto de material didáctico para las y los estudiantes.

La fecha de inicio de esta maravilla no podía ser más propicia, pues mientras GuaiDog, Trump, Macri, el Grupo de Grima, Duque y su combo reculaban en el escenario más bochornoso y ridículo de la historia de la geopolítica mundial del siglo XXI, estas guerreras honraban el Día Mundial de las Enfermedades Raras con congruencia y activismo militante de cara a sensibilizar a la sociedad venezolana en torno a la realidad de las personas con diversidad funcional. El término “diversidad funcional” es la más reciente actualización que se emplea mundialmente para dignificar a los seres humanos que no poseen las mismas características físicas, cognitivas o afectivas similares a la gran masa de la supuesta “normalidad” (vocablo que refiere a la “norma”, o al control de calidad ISO 9000).

Arribamos así a un modesto espacio de tres metros por cuatro metros con cuatro mesones, buena iluminación y la colorida imagen e identificación de la Fundación Máxima Visión (FMV por sus siglas en castellano). Allí, 11 estudiantes (la mayoría mujeres entre 18 y 40 años, y un hombre bendecido entre todas ellas, de 51 primaveras), nos contagiaron del entusiasmo de aprender nuevos idiomas y desentrañar el misterio de la comunicación y la cultura más allá de las palabras y del sentido de la vista.

El grupo de este taller actual cuenta con dos azafatas, una periodista, una educadora, médicos, una estudiante y un coach certificado en superación personal y holística, community manager y comunicador alternativo. Todos estos estudiantes estaban de pata y cabeza en sus clases por razones personales que les tocaban íntimamente: bien fuera por ser personas con diversidad funcional, o tener un familiar cercano mal llamado por la suciedad actual como “diferente” o “especial”.

“El signo de punto y coma se pincha en los tramados dos y tres”, les instruiría Ponce a sus estudiantes. Entretanto, se contemplaba en los mesones el material de trabajo (papel tipo “Kimberly” con las tramas para pinchar los ideogramas en Braille, un tablero verde de madera de cincuenta rectángulos entramados con seis orificios que bien nos recordaron una buena partida de dominó.

¿El Braille es universal, o se adapta solo al contexto de cada país? Iniciaríamos a preguntarles al equipo al arribar al encuentro. “El idioma de lengua de señas se adapta al contexto sociocultural de cada país. Por eso es que existe un idioma de lengua de señas diferente en cada país. El Braille sí es universal, y se lee igual en cualquier parte del mundo”, nos explicaría Ponce.

“Entre los primeros pasos está continuar con la campaña ‘Todas y todos somos iguales’, que busca sensibilizar a la población respecto a la inclusión e integración de las personas con discapacidad en la sociedad, evitando la discriminación y la desigualdad. Asimismo, espero lograr que se produzca un mayor número de materiales accesibles: ya sea en Braille, audiolibros u otros, igual que lo hemos venido realizando desde el año pasado con esta revista, la cual se distribuye en formato digital, en Braille, con el apoyo de Fundayacucho, y ahora en tinta mediante la colaboración del Servicio Autónomo de Imprenta Nacional y Gaceta Oficial” (sic). Con estas palabras, Maira Ponce (periodista egresada de la UBV y presidenta de la Fundación Máxima Visión), presenta su proyecto personal en el portal “Ciegos de Venezuela” (www.ciegosvenezuela.com).

ÉPALE317-FUNDACIÓN MÁXIMA VISIÓN 3

Desde la página de FMV se lee la bitácora de este emprendimiento y proyecto social:

“NUESTRA MISIÓN

Llevar adelante acciones que permitan cambiar actitudes y enfoques con respecto a las personas con discapacidad; garantizándole a este grupo de personas el respeto de todos los derechos y libertades fundamentales que hacen posible mejorar su calidad de vida y pleno desarrollo en la sociedad.

NUESTRA VISIÓN

Repercutir a través de diferentes actividades, en espacios nacionales e internacionales, con la intención de destacar a Venezuela como uno de los países que implementan acciones propicias para la inclusión e integración de las personas con discapacidad en la sociedad, evitando a su vez la discriminación y la desigualdad.” (Fuente: https://fundacionmaximavision.wordpress.com/).

Tomamos así el testimonio en primera persona de Maira Ponce: presidenta de la Fundación Máxima Visión (y pariente de Guillermo García Ponce, para más señas), y de Mayerling Lobo, directora general de esta institución:

MAIRA PONCE

“Estaba a punto de egresar de la UBV como comunicadora social, y mi proyecto comunitario fue una agenda cultural en Braille. Al egresar en 2005, sentí que no podía quedarme con esta experiencia tras haber acumulado tanto aprendizaje. Fue cuando decidí emprender y dar un paso más allá. Nació así el producto comunicacional “Máxima Visión” en formato de revista digital y físico. Por el alto costo de la materia prima para imprimir las revistas y demás recursos divulgativos en Braille, recurrimos al presidente Nicolás Maduro en 2006. En enero de ese año nos enseriamos con esta propuesta, y en marzo nos lanzamos con la revista. El apoyo del gobierno bolivariano fue crucial para poder continuar con el proyecto, y los frutos se vieron de inmediato. Ese mismo año, en junio, fuimos reconocidos con el Premio Nacional de Periodismo, el Premio Municipal de Periodismo y el Premio Aníbal Nazoa (otorgado por el Movimiento Periodismo Necesario). En 2018 fuimos galardonados también con el Premio Nacional del Libro. Este reconocimiento nos impulsó para cimentarnos en aras de crecer y expandirnos en nuestra visión. Como comprendimos que la revista en digital y físico no podían ser las únicas herramientas de sensibilización e integración de la realidad de la persona con discapacidad funcional a la sociedad, ideamos acercarnos e integrarnos más a la comunidad. Fue así que nació la campaña “Todas y todos somos iguales”. Este taller que acabas de contemplar ya se impartió previamente a las y los trabajadores de la Fundación Premio Nacional de Periodismo (donde Ponce funge de investigadora actualmente). También hicimos abordaje con parte del personal de la Dirección de Medios Alternativos del MIPPCI para llevar a cabo la campaña acá. El taller no se queda solo en impartir los conocimientos de ambos idiomas. También sensibilizamos a la comunidad en torno a valores espirituales y morales de integración, colaboración y ayuda de unos con otros. También instruimos al estudiantado en torno al trato que se le debe dar a una persona con discapacidad, así como la terminología que se debe emplear de manera correcta para no ser despectivos ni discriminar a estas personas. Por otra parte, también manejamos el abordaje psicológico a las personas con diversidad funcional (o discapacidad). Muchas de estas personas, debido al gran rechazo y discriminación que aún sufren, tienden a manipular mucho con su condición, y en ocasiones se regodean mucho con el papel de la víctima. Aquí en la FMV trabajamos para que haya sensibilización, corresponsabilidad y madurez por parte de las personas con y sin diversidad funcional. Esta campaña ha recibido la cobertura de VTV, Ávila TV, YVKE Mundial, Radio 23 de Enero, CONAPDIS y otros medios e instituciones. Por otra parte, en nuestra revista Máxima Visión, contamos con el apoyo de plumas como Clodovaldo Hernández como corrector y articulista. También, Otto Tovar, director de la Sociedad de Amigos de los Ciegos, con la sección “Conexión 85/15” (referente al 15% de personas con diversidad funcional ante 85% sin condiciones diferentes). Desde la FMV estamos haciendo un trabajo para sensibilizar a la población hacia el tema de la discapacidad. Este es un proyecto por los valores humanos donde todas y todos podemos participar. El tema de la discapacidad trasciende raza, condición social, religión y posición política”.

ÉPALE317-FUNDACIÓN MÁXIMA VISIÓN 4

MAYERLING LOBO

“Estoy a punto de graduarme en Comunicación Social en la UBV y tengo discapacidad auditiva. Ingresé a la FMV en 2018, y soy articulista de la revista, community manager y docente. Soy ancla de “Entre iguales”, por VTV. No me da vergüenza ser sorda. Es una bendición. Soy feliz como soy. Hay mucha ignorancia en la gente en Venezuela que aún se burla de nosotros. Pero en nuestro país han apoyado a las personas con nuestra condición”.

La FMV cuenta con el apoyo de diferentes organismos del Estado: Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, la Imprenta Nacional, el MIPPCI, la Fundación Premio Nacional de Periodismo y CONAPDIS, entre otros.

Si deseas ampliar tu visión de mundo al máximo, y sumarte a esta iniciativa de integración total de personas con diversidad funcional y (aparentemente) sin discapacidades en esta ciudad y el planeta, no dejes de contactarles y sumar tu granito de arena por la erradicación de la estupidez mundial. Anoten ahí:

COORDENADAS:

Blog: https://fundacionmaximavision.wordpress.com/ Twitter: @maximavision_ Instagram: @fundacionmaximavision Facebook: Fundación Máxima Visión Canal YouTube: Fundación Máxima Visión Teléfonos: 0412.6185511 – 0212.2150295 Correos-e: fundacionmaximavision@gmail.com / revistamaximavision@gmail.com

ÉPALE317-FUNDACIÓN MÁXIMA VISIÓN 5

ÉPALE 317

Artículos Relacionados