ÉPALE253- PICHÓN

POR RODOLFO CASTILLO • @MAGODEMONTREUIL / FOTOGRAFÍAS JESÚS CASTILLO

ÉPALE253-PICHÓN 1Cuando pareciera que las posibilidades gastronómicas del Centro han sido agotadas para este espacio resulta, por decir lo menos, increíble cómo esas alternativas se autorregeneran. Un buen amigo que, al igual que la mayoría, constantemente está en la búsqueda de un “medio para completar un real”, me recomendó un lugar a sabiendas de la necesidad en común: un almuerzo verosímil al más bajo costo posible. Así, nos encontramos con Il Caminetto. Tan curioso fue su hallazgo como la procedencia de su nombre. Este último obedece a que, además de la oferta culinaria criolla, también se encontraba la opción pizzas (momentáneamente suspendida por problemas con la provisión de la harina de trigo); y siendo este un manjar de origen italiano y encontrándose el restaurante justo en la esquina de Camino Nuevo (a una cuadra de la esquina de Piñango en la avenida Baralt, diagonal a la plaza Bicentenario, adyacente al Palacio de Miraflores), ambas características se fusionaron en un original híbrido: pizza + Camino Nuevo = Il Caminetto.

Con las pizzas en stand by, en palabras textuales de su dueño, el señor José Mejías, el fuerte de su menú de comida criolla son las sopas; el pedido le dio la razón, con creces. En apariencia, el mencionado lugar parece poco transitado, lo que presupone la asistencia de una clientela cautiva que le dé vida al lugar. Para mi sorpresa, José enfatiza: “Nada que ver, la zona es altamente concurrida. Viene gente de todo el país al Palacio y esta es casi que su parada obligada”. La afirmación me obliga a caer en cuenta de que la decoración del lugar confirma lo dicho por su dueño: fotos de celebridades dentro del establecimiento, tanto políticas como artísticas.

Por supuesto, degustar la sopa era obligante, imperativo. Por razones de orden crematístico pedimos una sopa de res y un seco (callos a la madrileña) para compartir entre el fotógrafo y quien escribe. La sopa, una vez más y ad infinitum, resuelve tanto por sus proporciones como por las generosas raciones de carne y verduras que contenía. Veamos. Con el objeto de ser algo más gráficos hagamos una especie de regla de tres comparativa para sopesar la relación precio-cantidad: la sopa descrita tiene un valor de Bs. 15.000; dos empanadas y un jugo poseen aproximadamente el mismo valor, pero con una cantidad mucho menor de proteínas. Si jerarquizamos, la decisión resulta obvia.

ÉPALE253- PICHÓN 2

De minestrón, pollo, res y mondongo son las sopas, de gran tamaño, resueltas, generosas. La variedad de secos es ingente y tiene un precio de Bs. 25.000, a excepción del pollo a la broaster (Bs. 38.000); jugos naturales Bs. 4.000. Puesto que se encuentra operativo de lunes a sábado, entre 6 am y 3 pm, también ofrece desayunos criollos a Bs. 17.000 y empanadas a Bs. 4.000.

No podía faltar una pregunta: “¿Chávez comió aquí?”. “¡Claro! También gobernadores, Diosdado…”.

ÉPALE 253

Artículos Relacionados