Inspiración para feos

POR CLODOVALDO HERNÁNDEZ
•@CLODOHER
ILUSTRACIÓN SOLÁNGEL ROCCOCUCHI

Todos los deportistas populares —incluyéndonos a ti y a mí, los trotadores de medio pelo— tenemos varias deudas con Diego Armando Maradona. Una de ellas es la reivindicación de los gordos, los retacos, los contrahechos, los feos, es decir, los que no se parecen a Cristiano Ronaldo (el actual, no confundir con el muchachito del Funchal) o a María Sharapova.

Si se le juzgaba por los estereotipos de buenura que se les aplican habitualmente a los futbolistas, Diego deslucía sin apelaciones. Incluso, cuando todavía no estaba gordo, se le veía un poco desproporcionado en su 1,65 metros de estatura. Ni hablar de cuando empezó a aumentar de peso. Pero, sucede que aquel homúnculo al que el cronista italiano Gianni Brera llamó “el divino aborto”, dejaba a los adonis, a los flacos, a los altos, a los bellos con los ojos claros y sin vista, en ridículo, preguntándose qué fue esa cosa peluda que me quitó el balón y ahora lo está clavando en el arco.

La consagración indiscutible del argentino fue una demostración contundente de que el talento deportivo es una cosa y la condición de top-model es otra muy distinta. Si un enano medio achatado en los polos y abultado en el ecuador podía ser la superestrella del fútbol mundial, ¿por qué a los defectuosos comunes y corrientes nos iba a dar pena andar por ahí en pantalón corto?

El dispositivo marquetinero, que te obliga a verte de determinada manera en ropa deportiva, tuvo un gran revés con Maradona. Y eso fue bueno para todos los deportes, incluyendo este del trote, en el que ya tenían cabida los barrigones y hasta los cambetos (dicho sea con disculpas por el lenguaje políticamente incorrecto), pero muchos seguían inhibiéndose por prejuicios estéticos.

La segunda deuda que tenemos muchos corredores silvestres con Maradona es que nos advirtió cuán intenso y rápido puede ser el proceso de perder la condición física debido a adicciones y desórdenes alimenticios.

Del mismo modo, con sus varios retornos desde los abismos, puso en evidencia que es posible recuperarse cuando se ha caído, y el deporte es un gran aliado para lograrlo. ¡Gracias por todo, D10S!.

____________

Pasos y Zancadas 

Habrá Caracas 42K en 2021. La Federación Venezolana de Atletismo y los organizadores del Maratón Caracas 42K están empeñados en que esta prueba se realice en 2021, ya sea de la manera habitual, bajo normas estrictas de bioseguridad, o en forma virtual, como se están haciendo muchas otras competencias. Por lo pronto, se ha convocado para el domingo 7 de marzo y se abrirán inscripciones en diciembre.

EPALE393