Ir contra la corriente (para tu inconsciente)

POR MIGUEL POSANI • @MPOSANI / ILUSTRACIÓN FORASTERO LPA

Creo que es mejor ser individuo que masa; aun si a los que arrean las masas y los que les encanta ser masa no compartan mi opinión, y aun sin entender que las palabras en negro son para tu inconsciente.

Absolutamente creo que es mejor ser individuo que masa, pero no critico al que quiera seguir siendo masa repitiendo frases y pensamientos que constituyen eso que llaman el sentido común, que es un archivo interactivo de pistoladas y verdades televisivas.

Pero, lo cierto es que a cada uno le toca escoger la realidad que necesita para aprender y trascender como persona y desarrollarse como conjunto de cualidades que nos hacen ser lo que somos: seres únicos.

En otras palabras, no estamos hablando de evaluar en qué te diferencias de los demás, para después ver cómo ofrecerte a la venta en el mercado de las ilusiones cotidianas, en el que participamos todos y todos los días.

Más bien la reflexión sería como me vuelvo, cada vez más, un individuo crítico conmigo y con mis circunstancias cotidianas e históricas; pero eso, lamentablemente para algunos, es ir contra corriente y volverse incómodo.

Ir contra la corriente. El tema tal vez te lleve, sin que te des cuenta, a reflexionar más profundamente sobre el contenido que das a tu vida, el peso de tus decisiones, tanto las cotidianas como las extraordinarias. Y así darte la oportunidad de cambiar lo que afecta tu salud y bienestar, de reflexionar también sobre lo que significa tu bienestar y qué pequeños cambios puedes realizar para estar mejor: como la forma de dormir o qué pensar antes de dormir, algo agradable y alegre, tal vez.

Porque, así como todo se afecta, un cambio pequeño desencadena una inmensidad de cambios positivos y saludables, aun cuando muchas veces no nos percatemos.

Ir contra la corriente tal vez sea irnos descubriendo en nuestras particularidades, en nuestra unicidad y, por ende, en nuestra capacidad de trascender nuestras creencias limitantes y esclavizantes, para abrirnos a pensar más y vivir desde la libertad.

Sin depender del ojo social y del qué dirán, que siempre me obliga, coacciona y hasta reprime mi modo de ser y creer, mis comportamientos, actitudes e incluso pensamientos que salen de la banalidad.

Porque creo, si lo piensas, que ser libres significa estar centrado, alineado con tu inconsciente, armónico o, al menos, tendiendo a la armonía. Y buscar la armonía implica comenzar a desarrollar cambios en pequeñas cosas o en cosas tal vez más importantes, pero con el mismo objetivo, que se construye inconsciente y saludablemente. Entonces, por esto es mejor ir contra la corriente, aunque no te des cuenta.

ÉPALE 347

JOIN THE DISCUSSION

nine + 20 =