Por Pedro Delgado / Ilustración Justo Blanco ¿Cómo no me voy acordar yo, un carajito de siete años bien pilas, de aquellos...