Juegos Olímpicos con tapaboca

Por Gerardo Blanco@gerardoblanco65 / Ilustración Justo Blanco

La mejor actuación de Venezuela en la historia de los Juegos Olímpicos podría verse arruinada por la pandemia de la covid-19. Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, suspendidos el año pasado por la emergencia sanitaria mundial, están en riesgo de no celebrarse tampoco este año, porque el coronavirus sigue desatado. Esta semana se volvieron a encender las alarmas en Japón por un incremento de los contagios en varias ciudades del país, que reabrieron la discusión sobre la pertinencia de organizar la competencia.

De acuerdo a una reciente encuesta realizada en Japón, 80 % de los ciudadanos de ese país está de acuerdo en que los Juegos Olímpicos vuelvan a suspenderse, por el temor de que la presencia de miles de personas que convoca esta competencia puedan generar un peligro para la salud y la tranquilidad de los nipones.

El diario The Times de Inglaterra aseguró que el Gobierno de Japón estudia en secreto un plan B para suspender los Juegos Olímpicos, con la condición de recibir la sede nuevamente en 2032, una vez que se disputen los de París (Francia, en 2024) y Los Ángeles (Estados Unidos, en 2028).

Sin embargo, el Comité Olímpico Internacional (COI) desmintió esta información y aseguró que no existen planes de suspender otra vez los Juegos de Tokio. El presidente del COI, el germano Thomas Bach, confía en que durante los próximos meses se habrá controlado la expansión del coronavirus, gracias a que ya comenzó la aplicación de las vacunas, aunque en muy pocos países. El COI tiene en sus planes poner en práctica una suerte de burbuja para mantener bajo control a las delegaciones que asistan a los Juegos y evitar que exista contacto en lugares de máxima concentración, como en el comedor de la Villa Olímpica.

Entretanto, por primera vez en la historia de los Juegos Olímpicos, Venezuela tiene la oportunidad de conseguir una presea de oro con una atleta femenina, Yulimar Rojas, máxima aspirante a imponerse en el salto triple. En esta prueba lo ha ganado casi todo y sólo le falta la dorada olímpica y romper la marca mundial de la ucraniana Inessa Kravets (15,50 m). También los campeones en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, Antonio Díaz (Karate) y Daniel Dhers, pudieran subir al podio, lo que sería una hazaña para el deporte
venezolano.

Si en definitiva se realizan las competencias, los de Tokio serán recordados como los Juegos del tapaboca, porque los atletas tendrán que desfilar y recibir sus medallas en medio de las más estrictas medidas de bioseguridad, incluyendo el protector más eficaz para mantenerse a salvo del invisible y contagioso enemigo de la humanidad.

ÉPALE 399