ÉPALE244- PARA VIVIR

POR VÍCTOR VILLASMIL •VICTORVILLASMIL@OUTLOOK.COM

Si has leído mis artículos anteriores debes saber que todas las enfermedades son ácidas y tal acidez proviene, principalmente, del consumo de alimentos agresores como los carbohidratos refinados, así como de la falta de nutrientes y elementos esenciales del metabolismo celular (potasio, magnesio y agua). Por otro lado es muy probable que, al igual que la mayoría de las personas que viven en esta sociedad moderna, tengas el cuerpo ácido. Si es así, entonces te gustará saber que existe una cura para tal acidez y, por ende, para combatir todas las enfermedades consecuentes como la diabetes, obesidad, hipertensión, tumores, cáncer, Alzheimer, Parkinson, artritis, fibromialgia y todas las enfermedades autoinmunes que existen. Esta panacea no es más que los jugos verdes.

Un jugo verde es un jugo hecho a base de legumbres mayoritariamente verdes, mezclado con un poco de frutas, limón (o vinagre de manzana), sal cruda sin refinar, cúrcuma, jengibre, etc. Puedes añadirle, si prefieres, infusiones como té verde, moringa, menta… En realidad no hay reglas fijas para su preparado, solo que 90% de su contenido sean legumbres crudas y en su mayoría verdes.

El jugo verde, tomado para sanar si se está enfermo, no debe incluir mucha fruta (a excepción de la manzana y la fresa) ya que esta contiene fructuosa, la cual es contraindicada porque incrementa la glucosa y, por ende, la acidez. Pero si ya se está saludable sí puede llevar un poco más de frutas.

En realidad han tratado de hacer muy sofisticadas las recetas de los jugos verdes ignorando el punto clave, que no es otro que el consumo de minerales y nutrientes vivos para nutrir, alcalinizar y fortalecer al organismo, al metabolismo y al sistema inmunológico. Pero los mismos no tienen una receta específica: se hacen al gusto y a la posibilidad de cada quien (de lo que haya en la nevera). No obstante, a continuación una guía básica para que los prepares:

Elige las legumbres verdes: espinacas, brócoli, repollo, perejil, cilantro, nabos, col, acelgas, célery, berro; combinadas con zanahoria, tomate, pimentón, cristal de sábila, rábanos, nabos y mucho pepino (no recomiendo lechugas por ser poco nutritivas).

Añade un toque de jengibre, cúrcuma, cebolla, ajo, vinagre de manzana o limón.

Un poco de fruta: toronja, parchita, piña, mandarina, guanábana, manzana, fresa… y de sal marina cruda sin refinar (sal mineralizada).

Hierbas de sabor como menta o hierbabuena; o también infusiones como té verde, té de Jamaica, moringa…

Lo rico de estos jugos es que tomas, literalmente, salud; combinando todos los ingredientes que quieras en un toque dulce-ácido.

EPALEN244_10.indd

ÉPALE 244

Artículos Relacionados