La cultura no se quedó en casa

A pesar del mandato a encerrarnos por nuestra salud, los cultores se han ingeniado la manera de seguir  creando y haciendo actividades enriquecedoras en estos tiempos. Justo en estos momentos es más necesario que nunca que la cultura nos mantenga con el espíritu en alto

Por María Eugenia Acero Colomine @andesenfrungen  / Fotos Jesús castillo

Fue así como muchos prendieron la Web Cam y la convirtieron en escenario para un público virtual.  Entonces empezaron a aparecer recitales en línea, encuentros virtuales, obras de teatro, festivales de cine, de poesía y más.

Giordana García recopila la voz poética de Venezuela en cápsulas de vídeo

La creatividad se ha puesto a la orden del día para que el instinto creador del ser humano prevalezca a pesar de las adversidades. Es así como han surgido nuevas alternativas de comunicar la identidad de los pueblos con el apoyo de la tecnología. Quisimos saber qué están haciendo los cultores hoy en día en Caracas para llenar de vida la pandemia.

Palabra sanadora

La poesía no se ha detenido en esta pandemia. Tenemos así el Frente de Creación Poética Oficio Puro, que lleva todas las semanas cayapas virtuales de poesía por Facebook y WhatssApp.  En estos ventetús, poetas aficionados y veteranos comparten escritos propios y ajenos para hacer una comunión colectiva con la palabra.

La investigadora Giordana García ha permanecido muy activa desde hace varios meses recopilando la voz poética de los juglares venezolanos con el proyecto “Poesía en casa”: poemas leídos por sus propios autores y grabados en formato MP3 para disfrute de todos a través de Instagram.

Benito Mieses estrenó su poemario “Herida de Cal”, de Zócalo Editores, y está redactando un monólogo teatral basado en La Guerra Santa de René Daumal para Alí Azacón, dramaturgo con más de 30 años de vida artística. En Valencia.

“Si lo que uno hace sirve para calmar la ansiedad del encierro, entonces estamos haciendo el trabajo”

Gabriel Rodríguez

El Taller de Calíope nos trajo recientemente por internet el Festival de Perfopoesía Valencia en homenaje a Fáver Páez y en tributo al natalicio 130 de José Rafael Pocaterra, el centenario de Aquiles Nazoa y  Domingo Rodríguez Triana. En este festival virtual celebraron foros, talleres, conversatorios y diversas actividades para unir a poetas de todas partes del país.

En estos días la palabra está de fiesta para honrar la vena creativa de las mujeres que tejen con sus palabras el testimonio de estos tiempos en diversos géneros. Desde este 14 al 17 de octubre, se celebró el I Encuentro Internacional de Escritoras. En este particular evento, poetas, narradoras, dramaturgas, periodistas, cronistas, ensayistas e investigadoras estuvieron compartiendo de manera virtual un espacio de reunión, debate y exposición de experiencia en torno a la palabra escrita por mujeres. Más de 50 escritoras estuvieron presentes a través de diversas plataformas digitales, compartiendo su voz como orfebres de la palabra escrita, tanto en el campo de las artes literarias como en la investigación y el activismo social.

El I Encuentro Internacional de Escritoras fue organizado por la Fundación para la Cultura y las Artes de la Alcaldía de Caracas (Fundarte), a fin de visibilizar la obra creadora de las mujeres, que tradicionalmente ha sido invisibilizada por el patriarcado. Contó con foros, talleres, recitales de poesía, conferencias, monólogos y presentaciones de libros.  Participaron escritoras de México, Costa Rica, Argentina, Chile, Italia, España, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.

Reinaldo Mijares hizo de la ciudad una gran pista de baile

Arte para tocar

Crixo Aponte es un arquitecto y escultor caraqueño que desde muy temprana edad aprendió sobre fotografía, color, dibujo y pintura. Desde su residencia en Petare, este creador ha participado en exposiciones virtuales en diferentes partes del mundo. Ha sido reseñado en Francia, Italia y Suecia, y su trabajo se mantiene en ascenso a través de las redes sociales. Para Crixo, la pandemia simplemente ha reforzado sus planes de internacionalización, pues ha redoblado los esfuerzos para establecer contacto con artistas y galerías de diversas partes del mundo con mucho éxito.

Crixo Aponte convirtió el confinamiento en arte para tocar

Una red que teje en positivo a las personas

Dayana Buitrago es una prolífica diseñadora gráfica que pertenece al Comando Creativo. Junto a otros tres compañeros lanzó el proyecto “La revista”. “Desde que comenzó la pandemia, cuatro personas hemos estado desarrollando un proyecto que se llama ‘La revista’. Hacemos entregas de podcasts que son audios de los mismos escuchas o de nosotros que armamos el contenido en apoyo al talento nacional. Por lo general han sido mensajes positivos, de luz, de vibración alta, de holística y para visibilizar emprendimientos locales entre otros temas que nos inspiren”.

El show debe continuar

Jericó Montilla es especialista de cine, teatro y circo. Con su compañía de circo, se presentó en las comunidades en un programa impulsado por la alcaldía de Caracas llamado “Asómate a tu ventana”, espectáculos de 20 minutos en los urbanismos y los barrios para que la gente presenciara las funciones desde sus ventanas. También ha hecho teatro vía streaming, y se está preparando para lanzar una versión de una obra de Shakespeare en Bariloche, Argentina, por internet.

A echar un pie

Reinaldo Mijares nos reseña la experiencia de haber hecho de la ciudad confinada una gran pista de baile. Caracas Baila Caribe fue un festival que sacó la danza a la calle. Bajo la premisa de hacer danza en una ciudad en confinamiento. El montaje “Ciudad desierta”, consistió en videoartes para 25 agrupaciones, y mostró a Caracas en confinamiento, en tanto que la danza se apropiaba de los espacios vacíos. Se hicieron trabajos en el Parque El Calvario, la Esquina de Gradillas, la Plaza Bolívar, el Teatro Teresa Carreño, el Parque Los Caobos, la Avenida Bolívar, la UCV, la Parroquia San Agustín y el Nuevo Circo de Caracas.

Reinaldo Mijares hizo de la ciudad una gran pista de baile

Píntame la vida

El colectivo La Quinta Pata está conformado por los muralistas Ramón Pimentel, Víctor Forastero, Luis José Ordaz y Nikolay Shamániko. Juntos unieron voluntades y talento para ayudar a embellecer la ciudad, y durante esta cuarentena levantaron dos murales en diferentes espacios.

“Pese a que nos costó mucho adaptarnos, logramos acoplarnos con las clases y mantener el ritmo de trabajo”. 

Darling Omaet

En Maternidad, ayudaron a recuperar un bulevar, pintaron los pilotes y crearon “El cuarto de Aquiles”, para recrear la ingenuidad de los poemas de Aquiles Nazoa, siguiendo la instrucción presidencial de levantar 1000 murales a nivel nacional en torno al poeta de las cosas sencillas. También en La California, levantaron murales en tres edificios del urbanismo Maca Socialista de Güere. Estos tres murales también se hicieron en tributo al centenario del Ruiseñor de Catuche, y este proyecto se llevó a cabo con el apoyo del órgano superior de hábitat y vivienda. Misión Venezuela Bella, Misión Vivienda Venezuela, Barrio Nuevo Barrio Tricolor, Ministerio de Hábitat y Vivienda, Ministerio de Comunas y una constructora llamada Alba Bolivariana. Ambos murales les tomó al colectivo un mes cada uno.

Reinaldo Mijares hizo de la ciudad una gran pista de baile

ÉPALE 386