La desesperación es mala entrenadora

Por Clodovaldo Hernández @clodoher  / Ilustración Daniel Pérez

Uno de los peores consejeros que pueden aparecer por ahí en cuarentena entre los aficionados y adictos al trote es la desesperación. Esa señora es una mala, ¡malísima! entrenadora.

Entre sus víctimas (hablando exclusivamente del mundo de los corredores, porque ella da malos consejos para todo en la vida, tú lo sabes), se cuentan los que se han dedicado a correr de un lado a otro de la casa.

Algunos han sufrido dolores en las pantorrillas y articulaciones, consecuencia de correr en puntillas y con pasitos cortos. Otros han roto cosas, han tumbado electrodomésticos o han pisado al perro, por lo que se han peleado con los parientes, algo muy poco recomendable en medio de este encierro.

También hay por allí algún caso de quien se ha puesto a trotar sin zapatos y se ha causado una lesión que duele mucho y, a la vez, provoca gran calentera con uno mismo y con el mueble implicado: la torcedura o hiperextensión del dedo chiquito del pie, que en casos más delicados puede llegar a ser lo que los traumatólogos denominan fractura proximal de la falange del quinto dedo o, más coloquialmente, “fractura del sonámbulo”, porque suele pasarle a los que caminan dormidos o semidormidos y descalzos.

Para abstenerse de retar a la suerte, basta con que calcules: si ya la estás pasando mal por no poder salir a trotar, imagina cómo te sentirás si hasta ir a la cocina se convierte en un suplicio.

El otro punto en el que es necesario ponerle coto a la señora Desesperación es en cuanto a esos ejercicios para hacer en casa que recomiendan ciertos personajes de Youtube e Instagram, algunos de ellos expertos y otros, vulgares aventureros, audaces buscadores de likes.

Por ejemplo, el burpee es algo que deberás tomar con un respeto reverencial, incluso si eres ya un corredor bien entrenado porque, como dice un dicho musical criollo, una cosa es con guitarra y otra cosa es con bandola. Sobre eso te hablaré la próxima semana. Por lo pronto solo digo que si ves un video de sujetos haciendo burpee relajados y felices, no creas que para ti va a resultar igual. Son ilusiones creadas por la doña Desesperación. ¡Mosca!.

ÉPALE 369