ÉPALE256-PICHONES 3

POR ANDER DE TEJADA • @EPALECCS / FOTOGRAFÍAS CAMILLE BRICEÑO

ÉPALE256-PICHONESEn la esquina de Principal, subiendo hacia la avenida Urdaneta, hay un nuevo establecimiento (nuevo de verdad: dos semanas) que ofrece un producto distinto al que se suele ver por estas cuadras. Llevan de nombre Zumo Gourmet y su obra principal, especializada, son los bombones.

Este emprendimiento fue iniciado por Katherin Rodríguez, Axl Leiro y Florian Cardozo. Con esta última hablamos: nos explicó que todo su trabajo es artesanal. Su fin es rescatar sabores venezolanos para presentarlos, a su vez, como algo novedoso. Por ejemplo: trabajan con comunidades yekuanas para surtirse de una línea de frutos amazónicos como el copoazú y el arazá. Además del ofrecimiento de los bombones, cuentan con una buena máquina de café, así como también ofrecen chocolate caliente, postres a base de yogur, tabletas energéticas de chocolate con frutas deshidratadas y chocolates con pimienta o sal marina.

ÉPALE256-PICHONES 2

La bombonería artesanal es un trabajo meticuloso, detallado, que requiere de cuidado y tratamiento especiales. Una de las características de un buen bombón es el brillo que este tenga. Esto es señal de un buen temperado, que se refiere a los choques de temperatura que derivan en la forma. En Zumo Gourmet también le prestan mucha atención a la colorimetría del producto. Por ende, uno puede encontrarse con chocolates con los tonos de la selva o de los amaneceres de la playa. Las mezclas internas, el corazón del chocolate conforman la mayor parte del bombón. El resto se hace con una base de chocolate proveniente de distintas casas. Puede ser ÉPALE256-PICHONES 1Paria, puede ser El Rey, puede ser Caripito. El contenido de azúcar, entonces, es únicamente el del chocolate base.

El espacio espera también servir para el desarrollo de actividades de cata y de talleres de bombonería, así como ser un sitio de encuentro que le brinde otro elemento de disfrute al Casco. Su concepción fue por las vías adecuadas, a través de la presentación del proyecto al Gobierno del Distrito Capital. El local es atendido por las tres personas mencionadas, pero, en total, son seis más los proveedores.

Florian indica algo importante: es un producto totalmente natural, sin sabores artificiales, con cacao cien por ciento venezolano. “Tenemos el mejor cacao del mundo, pero no los mejores chocolates’’, señala.

Nosotros mordemos uno, en principio, de pie de limón. El sabor de los adentros es igual al postre que hace referencia. Probamos uno de piña colada y nos damos un tropezón, de los sabrosos, con un trozo de piña. Después vino uno fuerte, suave por dentro, de caramelo de café. Por último, probamos uno de crema de coco: fuerte, intenso, profundo.

ÉPALE 256

Artículos Relacionados