“LÁGRIMAS DE SANGRE”

POR HUMBERTO MÁRQUEZ / ILUSTRACIÓN FORASTERO LPA

Este bolero, “Lágrimas de sangre”, es de los menos conocidos de Agustín Lara, en su largo recorrido como compositor. Ángel Agustín María Carlos Fausto Mariano Alfonso del Sagrado Corazón de Jesús Lara y Aguirre del Pino grabó esta bella canción (1954) en un disco de la casa Odeón, donde él mismo tocaba el piano. Esa versión es la merma; inigualable, diría yo. El Flaco de Oro, cuando se afincaba en ese piano, decía más de lo que su voz salía. Era nuestro héroe de tantas batallas de amor perdidas. A él le hacemos, hoy, este homenaje sincero, a este gran poeta de la canción romántica. Cómo diríamos en Maracaibo: nunca pudo enarbolar unos versos, que siempre nos nacieron para la carajita esa que nos partió el culo y el corazón. ¡Llevátela Gouveia!: Yo que tuve tus manos / y tu boca y tu pelo / y la blanca tibieza / que derramaste en mí, / hoy me desgarro el alma como una fiera en celo / y no sé lo que quiero porque te quiero a ti. ¡Recojan los vidrios!

Yo lo conocí, bien prendido, en una grabación con el maestro del arte cinético Jesús Soto y el maestro de la guitarra clásica Rodrigo Riera. Cuando Soto arrancó: Con lágrimas de sangre / pude escribir la historia / de este amor sacrosanto / que tú hiciste nacer. / Con lágrimas de sangre / pude comprar la gloria / y convertirla en versos / y ponerla a tus pies. Dijimos, al unísono: ¡Mierda, mi pana!. En la producción, mi gran hermano el poeta Alvarito Montero… y yo, solo pude decir en maracucho rascao” (quise decir: “rajao”): “A la verga primo, y de dónde sacó este coño esa vaina”.  El maestro Soto sólo dijo: “Deja la vulgaridad, maracucho. Ese bolero es Lágrimas de sangre de Agustín Lara. Si te rascaste, no grabo más”. Y yo, todo cagado como cuando me regañan Dilcia, la Jota aquella o Mercedes Chacín, dije: “Coño, no maestro, disculpe la vaina. Es que nunca había escuchado esa maravilla”.

En el recuerdo de la Jota solo quedó: Y no sé lo que quiero / porque te quiero a ti

 

ÉPALE 343

Previous article

“Fichas negras”

Next article

“Conocí la paz”

JOIN THE DISCUSSION

twelve − five =