POR MIGUEL POSANI • @MPOSANI / ILUSTRACIÓN JESSICA MENA

ÉPALE275-LIBREMENTEPodemos dar muchos sentidos y explicaciones a lo que es la vida para cada uno de nosotros, pero hoy me quiero detener en uno que me parece muy importante y pasa muchas veces desapercibido.

El sentido reparador en las experiencias cruciales o importantes de nuestras vidas.

No nos damos cuenta casi nunca de este sentido reparador y para eso voy a poner un ejemplo.

El niño que fue maltratado por su figura materna, en consecuencia, interiorizó una serie de experiencias y mensajes negativos sobre sí mismo y la vida, los cuales se anidaron en su inconsciente.

De ahí en adelante esos contenidos siempre están activos y, querámoslo o no, nos condicionan en todos nuestros actos, escogencias y respuestas.

El niño entonces crecerá y escogerá, inconscientemente, una figura femenina que, en la mayoría de los casos, repetirá el mismo esquema al cual fue expuesto en su infancia. Recordemos que enamorarse es una escogencia inconsciente.

Seguramente saldrá de esa relación y entrará en otras parecidas, pensando que tiene una maldición encima. Y es aquí donde quiero que nos detengamos.

No es una maldición ni un desafortunado camino sino un intento de su inconsciente de resolver, reparar un error o un esquema erróneo y dañino. Aun si parece una tortura, lo que hace nuestro inconsciente es colocarnos en la misma experiencia para que la superemos, para que reparemos algo en nosotros, trascendamos nuestra vieja forma de reaccionar y crezcamos. Si no lo hacemos, pues entonces se repite de nuevo, con una nueva cara hasta que resolvamos lo que nos parece un acertijo, porque estamos tan cerca del problema que no logramos verlo.

ÉPALE275-LIBREMENTE 1

ÉPALE 275

Artículos Relacionados