Mujeres de ciudadjuares

LA CONSTITUCIÓN DE LA SOCIEDAD ACTUAL ESTÁ SIGNADA POR LA HISTORIA DE LA INVASIÓN DE NACIONES Y LA SUBYUGACIÓN
DE PUEBLOS ENTEROS PARA LOGRAR AGENDAS IMPERIALES. EN ESE ÍNTERIN COLONIZADOR, LAS MUJERES FUERON, Y SIGUEN SIENDO, LAS PRINCIPALES VÍCTIMAS DE LA GULA DE PODER, QUE NO HA ESCATIMADO EN ARDIDES PARA
HACER DE LAS SUYAS EN CUALQUIER ÁMBITO. ¿ES ESTE UN PANORAMA SIN SALIDA?

POR MARÍA EUGENIA ACERO COLOMINE • @ANDESENFRUNGEN / FOTOGRAFÍAS: ARCHIVO 

Apuñaleadas y a palos. Así asesinaron la noche del 25 de noviembre de 1960 a Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, las tres hermanas dominicanas que, antes de haberse enfrentado al ajusticiamiento de Rafael Leonidas Trujillo, habían sido ya víctimas de numerosas torturas, violaciones y encarcelamientos por haber sido parte del Movimiento Revolucionario 14 de Junio, una célula fuerte contra la dictadura de “el chivo”. Esa noche regresaban a casa luego de visitar a sus esposos, quienes cumplían condena en la cárcel de Salcedo. La masacre de las “mariposas” no solo desató la indignación mundial por el ensañamiento con el que perpetraron este crimen, sino que el sacrificio de estas tres militantes allanó el camino para la caída de la dictadura en República Dominicana. En el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en Bogotá, Colombia, en el año 1981, la fecha pasó a convertirse en ocasión para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Según la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, emitida el 20 de diciembre de 1993, “se entiende por violencia contra la mujer a todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.

El abuso del poder patriarcal se ha desplegado en los ámbitos económico, político, religioso, militar y académico, para cercenar a la mujer (y la comunidad LGBTI) como sujeto de derechos y deberes. En el informe del ex Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, se explica que la violencia sexual en los conflictos armados supone “violación, la esclavitud sexual, la prostitución forzada, el embarazo forzado, el aborto forzado, la esterilización forzada, el matrimonio forzado y todas las demás formas de violencia sexual de gravedad comparable perpetradas contra mujeres, hombres, niñas o niños, que tienen una vinculación directa o indirecta (temporal, geográfica o causal) con un conflicto. La violencia sexual contra la mujer tiene por objeto enrostrar la victoria a los hombres del otro bando, que no han sabido proteger a sus mujeres. Es un mensaje de castración y mutilación al mismo tiempo. Es una batalla entre hombres que se libra en los cuerpos de las mujeres”, Informe ONU E/CN.4/1998/54. Ejemplos de violaciones, torturas y femicidios en masa pueden evidenciarse en el siglo XX con el genocidio en Albania, Argelia, Ruanda, la política de tierra arrasada en el conflicto de los Balcanes, la masacre de baja intensidad en Palestina y las desapariciones a las mujeres de Ciudad Juárez (según El Heraldo, de México, para febrero de 2018 se habían contabilizado 1.779 femicidios en 25 años), por solo mencionar unos pocos casos (la mayoría, impunes).

tacones rojos

El ejercicio del poder sobre la integridad femenina no solo se evidencia en los conflictos bélicos. La seducción constituye la principal arma de colonización de mentes frágiles y personas vulnerables. Uno de los casos más célebres, hasta ahora, fue el maquiavélico encanto que ejerció Charles Manson sobre decenas de jóvenes (mujeres y hombres) cautivados por un paraíso de sucedáneos, promesas de paraíso terrenal y amor libre en la California de los años hippies. Tal vez su historia no habría pasado de ser la vida de un charlatán más, de no haber sido porque la influencia de Manson no solo logró cuantiosas extorsiones y estafas al jet set de la sociedad hollywoodense, sino que cobró la vida de la actriz Sharon Tate en avanzado estado de gestación, en 1969. Pese a haber cumplido cadena perpetua hasta su muerte, el 19 de noviembre de 2017, Manson siguió ejerciendo fascinación en las masas al punto de, incluso, grabar discos, mantener una página web activa y sostener contacto frecuente con sus fans.

Los tentáculos del uso y abuso de poder para transgredir la integridad femenina se ven fortalecidos por el manto de impunidad que les protegen. A nivel político, el caso que se convirtió en un ícono del ensañamiento patriarcal fue la muerte de Marilyn Monroe el 5 de agosto de 1962. La excesiva cercanía de la actriz a los hermanos Kennedy le costó a la joven de 36 años un suicidio forjado (según el parte forense, el cuerpo de la víctima tenía barbitúricos introducidos en el ano, y el triple de lo que cualquier suicida habría podido soportar). El gobierno estadounidense, sin embargo, se ha vuelto más comedido con los años. Los escándalos más recientes relacionados con atropellos a féminas han culminado con menos tragedia. Así, Mónica Lewinsky terminó satanizada por haber tenido una aventura con Bill Clinton, y el expresidente demócrata cumplió su mandato (y hasta se reconcilió con doña Hillary, quien le perdonó públicamente el desliz). El actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, también ha sido señalado. En este caso, por el encuentro sexual con la actriz porno Stormy Daniels. Sin embargo, los entuertos de Trump son tantos que este episodio no ha pasado de ser una raya más para el tigre.

medico

El abuso del poder patriarcal en las aulas de clase y en los espacios de formación de niñas y jóvenes pudiera ser no solo el más común, sino también el más perverso. Larry Nassar, exmédico de la selección de gimnasia de EEUU, fue declarado culpable en 2018 de, al menos, siete cargos de conducta sexual contra 125 mujeres y siete niñas que presentaron denuncias. En Venezuela, el crimen de Edmundo Chirinos contra Roxana Vargas, estudiante de Comunicación Social, expaciente y examante del psiquiatra y académico, develó el uso de la manipulación mental y emocional como estrategia de dominio hacia una población vulnerable mental y emocionalmente.

¿LASCIATE OGNI SPERANZA?

Estos ejemplos son apenas referencias escuetas de los numerosos atropellos que persisten en la sociedad actual contra el género femenino y la comunidad LGBTI.

Sin embargo, la indignación mundial ha motivado a la generación de movimientos sociales feministas, que han venido sensibilizando a la opinión pública con campañas de concientización. La labor militante de estos colectivos no se ha detenido ahí: a través de los medios, la cultura y de acciones legales y de calle los grupos feministas han buscado erigirse en apoyo tangible a las víctimas, y en brazo justiciero en busca de penalizar a los responsables de abusos.

Uno de los testimonios más exitosos en materia de reivindicación social, pese a la infamia, es el Movimiento de Abuelas de la Plaza de Mayo, en Argentina. El sábado 30 de abril de 1976 una docena de madres acuden a la Casa Rosada a exigirle a Jorge Rafael Videla respuestas sobre la desaparición de sus hijos y nietos. Al no haber sido atendidas, decidieron volver el jueves siguiente portando en la cabeza una pañoleta blanca (tomadas del pañal de tela de sus vástagos). Desde entonces, y pese al acoso, cada jueves se apersonaron a caminar alrededor de la Pirámide de Mayo. En los primeros años de su causa unas siete madres fueron desaparecidas. Hebe de Bonafini rememora: “Éramos despreciadas por la sociedad. pasamos a ser las familias de los ‘terroristas’. Nos cerraban las puertas y decían que estábamos locas”.

2

La persistencia de estas mujeres ha logrado recuperar, hasta ahora, a 128 nietos de los 500 bebés robados por los esbirros de Videla. Adicionalmente crearon una universidad, un periódico, una emisora de radio, una librería, un centro cultural y un banco genético para proseguir en la búsqueda de sus nietos. En México, el Movimiento de Mujeres Zapatistas del EZLN es punta de lanza en materia de feminismo indígena y campesino. Las mujeres ocupan cargos estratégico, de dirigencia guerrillera e inciden en materia de salud, DDHH, educación y desarrollo agrícola. En marzo se celebró el Primer Encuentro Internacional, Político, Artístico, Deportivo y Cultural de Mujeres que Luchan, donde articularon con grupos feministas mundiales. Ante la impunidad rampante de la violencia machista, la organización de redes feministas populares parece ser el antídoto a aplicar para erradicar, en el futuro, la depredación sin cuartel de las mariposas.

EPALE304

Artículos Relacionados