los-dos

POR HUMBERTO MÁRQUEZ . ILUSTRACIÓN FORASTERO LPA

Cuando escuchaba una maravillosa letra que nunca identificaba: Te seguiré / hasta el fin de este mundo, / te seguiré / con este amor profundo; / solo a ti entregaré el corazón, / mi cariño y mi fe. Siempre estaba pendiente de saber cómo se llamaba y de quién era, pero nunca en la radio, al menos cuando yo estaba escuchando, nombraron el compositor. Resultó ser Simón Lan, mexicano de Tampico y de ascendencia lituana, autor de este bolerazo que estrenaron Los Panchos en 1949, que fue uno de los grandes éxitos con Avilés.

En ocasión de la Conferrumba de la Casa Bicentenaria, en el marco de la exposición Ciudad del Son de Alejandro Calzadilla, compartí con el grupo 4 Voces integrado por Mariozzi, Lourdes, Lida (en las voces), Ricardo y Gustavo (en la guitarra y el requinto); yo hablaba del bolero y ellos lo cantaban. En un ensayo en casa de Lida cantaron el bolero “Los dos” de Simón Lan, que no incluimos porque no lo había investigado, y el sábado lo coloqué en la radio y recordé que había prometido hacer una nota al respecto.

Aquí va.

Cuenta Gustavo Leal Benavides, amigo de Lan, que “en 1948, a sus 23 años de edad, y ya ingeniero químico, conoce a Socorro Arredondo Terán, una muchacha muy guapa que le robó el corazón inmediatamente. Simón, quien sabía música y tocaba piano, inspirado en el tierno amor que Socorro despertó en él, le compone una bella canción que titula ‘Los dos’”. Esa letra maravillosa que continúa, en magia amatoria: … y por nada ni nadie en el mundo / te olvidaré. / Yo te daré / de mi vida el anhelo / y tú serás ese faro de luz, / luna de miel para los dos. / Siempre serás mi amor / y en un sueño viviremos los dos… los dos.

Casualmente, en ese año 1949, estaba en puerta un baile en el salón Normandie del hotel Inglaterra de Tampico. En dicho baile cantaría Antonio Badú, quien en ese tiempo se estaba presentando como cantante en Tampico. Sigue contando Gustavo Leal que “Simón, sabiendo que Socorrito iría con sus amigas al mismo, se le ocurre ir a pedirle un favor a Antonio Badú: que cante su canción. Badú lo atiende, ve la canción, hace unos apuntes y en la noche, en plena fiesta, anuncia a la concurrencia: ‘Voy a cantar una canción compuesta por el joven Simón Lan a la señorita Socorro Arredondo, quien se encuentra en este lugar y a quien el autor le pide que sea su novia’. Ella corresponde, finalmente, a Simón y en octubre de 1952 celebran su matrimonio, el cual habría de ser pleno, amoroso y duradero”.

El bolero le salió tan bueno que pasó 50 años casado con Socorrito.

ÉPALE 307 

Artículos Relacionados