EPALEN226_20.indd

POR MERCEDES CHACÍN @MERCEDESCHACÍN / FOTOGRAFÍAS MICHAEL MATA

El “caballito de batalla” de Artesano, hay que decirlo de una vez, son sus golfeados. Desde el principio apostaron por la dulcería criolla y por el café. Una hermosa máquina italiana recibe a la clientela. EPALEN226_20.inddLuego empezaron a producir embutidos artesanales para nueve tipos de sánduches que completan con ensaladas: ahí tienen ustedes un negocio especial, agradable y concurrido a toda hora en pleno casco histórico de Caracas, esta Caracas próxima a cumplir 450 años.

Las panaderas y panaderos son siete: Legna, Juan, Katherina, Eder, Manuel, Kembel y Yesenia. Legna nos responde en su área de trabajo con una gran sonrisa. “Me gusta mucho mi trabajo, porque aquí he aprendido todo lo que sé”. Y sabe. Nos cuenta que la masa de los golfeados lleva un poquito de queso y papelón, que pesan 120 gramos, que hacen unos mil por jornada y que se venden a diario un poco más de la mitad.

LA CRÓNICA GOLFEADA

Con el apuro de un olvido y un fin de semana largo de por medio conversamos temprano en la tarde con Miguel García, parte de un grupo de panas que iniciaron este negocio a finales del año 2011 en la parroquia Candelaria, de Platanal a Desamparados. Ahora sólo están de Torre a Veroes. Sí, son los golfeados su venta principal, pero también ofrecen otros dulces: ponquecitos de zanahoria y chocolate. ¿El secreto del golfeado? La masa también lleva mantequilla o margarina y, a pesar de los pesares de esta Venezuela en revolución, no abandonan la clave de la gastronomía: la calidad. “Es posible que algunos días, muy pocos en realidad, el golfeado sepa distinto, pero es muy raro. Los clientes se dan cuentan y explicamos a qué se debe, pero sí mantenemos el mismo sabor del golfeado, del chocolate y la calidad del café. Antes lo tostábamos nosotros, pero últimamente se lo compramos al caficultor directamente en Aragua o en Biscucuy, estado Trujillo”.

EPALEN226_20.indd

El queso viene de Aragua de Barcelona. Miguel cuenta que no se quejan y que en Artesano de la Venezuela en crisis y sin remedio que venden los medios de comunicación en el exterior “en verdad nos va muy bien”. Casi cuarenta personas trabajan allí entre baristas, charcuteros, personal que atiende tras la barras, panaderos y mantenimiento.

EL CABALLITO

Volvimos a las seis para las fotos  No es la primera vez que probamos “los golfiaos de Artesano”. ¿Una palabra que los defina? Riquísimos. Los mejores de Caracas. Esos que combinan en perfecta sincronía un poquito de dulce, una pizca de salado, medio aguaditos y medio esponjosos y el papelón de encimita que con el queso nos llevan a la cima  de la sabrosura. Si va al centro de Caracas no deje de ir. Pruébelos. En la Caracas que está proxima a cumplir 450 años.

 

 

EPALEN226_20.inddEPALEN226_20.indd

 

ÉPALE 226

 

Artículos Relacionados