ÉPALE271-TROTA CCS

SITIOS PARA CORRER EN CARACAS (II)

POR CLODOVALDO HERNÁNDEZ • @CLODOHER / ILUSTRACIÓN HENRY ROJAS

En Los Próceres se puede correr a casi toda hora, incluyendo la noche. No es su única virtud, pero es una muy importante porque en la ciudad no abundan los lugares con esta característica. Un amigo que le mete tanto al trote como a la sociología, dice que ello se debe a que allí se ha roto el círculo vicioso de la inseguridad generada por la violencia criminal. En pocas palabras: cuando las autoridades ofrecen condiciones apropiadas y la gente buena ocupa el espacio, el hampa se repliega. Lo contrario es lo que pasa en casi todas partes: no hay condiciones mínimas, la gente buena huye despavorida y el hampa se enseñorea.

Las condiciones en Los Próceres son iluminación, limpieza, vigilancia, facilidades de acceso y, sobre todo, mucha gente buena que se ha apropiado del espacio.

ÉPALE271-TROTA CCS 2Las generaciones nuevas seguramente creen que Los Próceres siempre han sido así. Se equivocan. Hace algunos años, ir a correr allí en la noche hubiese sido una manifestación de demencia. El paseo monumental, construido durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, estaba semiabandonado, oscuro, sucio y la vigilancia militar no era una garantía de seguridad sino una amenaza latente contra cualquier cosa sospechosa. ¿Y qué podía ser más sospechoso que un tipo corriendo por esa oscurana?

Para quienes llegan en su propio vehículo, habitualmente se puede estacionar en la explanada de los desfiles. Del Metro quedan cerca las estaciones Los Símbolos y La Bandera. En cuanto al transporte superficial están el terminal de Bus Caracas y las líneas de camionetas de El Valle y Santa Mónica. Para llegar hasta las estaciones, luego de la faena de ejercicio, la estrategia de la gente buena es andar en bandada. Es disuasivo.

Otro de los atributos de Los Próceres es que ofrece varias opciones. Se puede dar vueltas en el circuito, compartiendo el espacio con ciclistas, patinadores y caminantes. En ciertos momentos eso puede ser todo un reto a la paciencia, pero cada quien es como es. También se puede correr por un sendero de tierra que va paralelo al río Valle. Por allí se meten casi exclusivamente los trotadores. Lo malo es que a veces el río despide unos vapores que para qué les cuento.

Otra posibilidad es ampliar el circuito hasta la zona de la redoma de Los Símbolos o, incluso, hasta la plaza de Las Tres Gracias.

Los veteranos de este enclave del trote caraqueño utilizan también —sobre todo de día— la zona de El Laguito. Este es un milagro de la integración cívico-militar de nuestros tiempos porque, otrora, primero pasaba un camello por el ojo de una aguja que un vulgar civil por ese reino.

ÉPALE271-TROTA CCS 1

ÉPALE 271

Artículos Relacionados