Los Sopranos reafirman el orgullo de ser venezolano

Swing Latino

Desde hace más de una década esta orquesta venezolana ha encaminado su esfuerzo en llevarle al bailador y al amante de la salsa un trabajo de calidad, en el que se resalta el talento criollo

Por Natchaieving Méndez  ⁄  Fotografías Jesús Castillo

Si algo no se puede negar es que lo mejor de Venezuela, además de sus paisajes y sus riquezas naturales, definitivamente es su gente. Sí, claro, ciertamente hay quienes rompen el jarrón y toda la vajilla completa, pero ese punto no puede empañar toda la buena humanidad que por estas tierras de Simón Bolívar abunda. Este es el principio de Los Sopranos, y por ello resaltaron en el tercer sencillo (“Soy de aquí”) de su cuarta producción, más que calles y paisajes, los rostros y la cercanía propia de nuestra gente.

Ángel Peña trompetista fundador y director de esta orquesta que nació en 2007 en los espacios de la Casa de los Maestros del Instituto Pedagógico de Caracas (IPC) afirma que este tema “trata sobre lo orgulloso que nos sentimos de ser venezolanos, de estar en Venezuela, de trabajar en Venezuela; lo que queremos seguir haciendo en Venezuela y por ella, pero contado desde la salsa dura”, dijo.

El videoclip del tercer promocional del disco Cuatro décadas, oficialmente, se mostró al público el pasado jueves 30 de enero. Este trabajo no solamente atrae por la calidad musical que muestra esta orquesta salsera venezolana; además, es un guiño a todas aquellas personas que frecuentan las calles de San Martín, San Juan, El Silencio, y la plaza OLeary, lugares en donde se filmó este audiovisual.

“Se filmó en la zona donde yo resido, es decir, que las personas que participaron en el video, a parte del cantante y los músicos, son las personas de la comunidad donde vivo”, detalló Peña, para luego enfatizar que Los Sopranos buscan siempre la cercanía con su público. “No queremos ser artistas de Instagram, de Youtube o de televisión, que nunca nos vean. Nosotros tenemos una vida común, como cualquier otro ser humano, pero vivimos del arte”.

El álbum Cuatro décadas contiene piezas de diversos géneros como salsa brava y romántica, latin jazz, danzón, bolero, instrumental. También cuentan con la participación especial de Wladimir Lozano, Omslig D’ León. “Quisimos pasearnos por los ritmos latinos para no hacer un disco monótono, de pura salsa, que es lo que veníamos haciendo. Esto nos dio una manera de demostrar la madurez que ha adquirido la orquesta a lo largo de nuestros más diez años de existencia”, precisó.

De pedagogos a grandes músicos

Peña estaba destinado a que su vida transcurriera al ritmo de la salsa, como la mayoría de los músicos nacidos en el 23 de Enero de Caracas. A los 6 años ya comenzaba a jugar entre corcheas y silencios en la Escuela de Música José Ángel Lamas, y a los 14 años descubrió a una compañera que nunca lo ha desamparado: la trompeta, fiel amiga que le ha abierto las puertas para vivir grandes experiencias, sobre todo la de tocar desde hace nueve años en la orquesta del Faraón de la Salsa, Oscár D León, a quien admira no solo como músico, sino por ser un artista disciplinado y perseverante.

Siendo estudiante del IPC en la mención Informática, tocaba con grandes orquestas y con notables artistas como Ismael Miranda, Junior González, Adalberto Santiago, Richie Ray, Bobby Cruz y Andy Montañez, entre otros.

Fue en octubre de 2007 cuando le propuso a los músicos Maikel Hernández y Jesús Pacheco, estudiantes de la mención Música en la misma universidad, conformar un conjunto para tocar dentro de esa casa de estudios. Iniciativa que no solo cumplieron, sino que los llevó, luego, fuera del recinto a tocar en tascas, locales y diversos espacios; y, de allí, a 12 años de una importante trayectoria.

Aunque Hernández y Pacheco tomaron otros rumbos, Peña emplea todo su esfuerzo en que Los Sopranos no solamente se mantenga en calidad y producción, sino que se conviertan en los favoritos del bailador. “Yo he tratado siempre de lograr que nuestra música sea algo serena, pareja, pero que la gente lo disfrute. No me gusta la estridencia, la descarga tiene su momento. Todos los músicos se destacan en su momento y esto genera una armonía, un hilo en el show que hace que la gente se sienta a gusto”, enfatizó.

Los proyectos de Los Sopranos son muchos, explicó su director, pero entre los que están más cercanos son las posibilidades de tocar en espacios abiertos de Caracas. Esta orquesta se propone quedar en la historia de la salsa venezolana como una de las mejores, para ser reconocidos “por la constancia y la dedicación de hacer música en Venezuela, hecha por venezolanos”, algo que se les ve en el camino. Más na… ¡Saravá!

ÉPALE 358