Luz para Curiel

El pasado 3 de Marzo cambió de plano a los 93 años, el gran maestro del Teatro venezolano, Nicolás Curiel. En vida, se encargó de la dirección del Teatro Universitario, en la U.C.V. y llegó a montar más de cuarenta obras. Fue galardonado en vida con dos Premios Municipales de Teatro, y en 1992 recibió Premio Nacional de Cultura, mención Teatro. A sus hijos naturales, Miguel y Sergio, y a sus adoptivos, los narices de trapo, especies de rinocerontes en celo: un gran abrazo. Gracias, ¡Maestro! Foto archivo

ÉPALE 404

Previous article

Destino: libertad