Mentalizarse para empezar de nuevo

Por Clodovaldo Hernández • @clodoher / Ilustración Erasmo Sánchez

Todo corredor ha pasado por una parada, es decir, un tiempo de inactividad que puede tener o no un motivo claro.

Hay gente que dejó de trotar por un tiempo debido a una enfermedad, una lesión, un desengaño amoroso (o un enamoramiento intenso), una derrota política, un apuro económico, una crisis existencial… En fin, razones hay muchas, aunque también a algunos les ha ocurrido que se hastiaron de la cosa, y punto.

Lo que sí no creo que hubiese ocurrido nunca antes es una parada colectiva, algo como lo que ha ocurrido en 2020, cuando casi todos los corredores, desde los de élite mundial hasta los majunches —como quien te escribe—hemos dejado de correr o de trotar, según sea el caso. Todos al mismo tiempo.

Por lo general, volver de una parada —sobre todo si ha sido larga— es un proceso penoso. Empiezas a trotar y te salta la grasa de la barriga y de otras regiones anatómicas, o bien sucede que no has recorrido ni 500 metros y ya estás sofocado o tienes una puntada debajo de las costillas. Sin atenuantes, es algo deprimente, sobre todo si uno se pone a pensar en que antes de la parada corría 45 minutos tranquilazo y sin dolores.

Lo primero que hay que hacer, entonces, es mentalizarse en los escollos que implicará el retorno. Hay que tener en cuenta para el retorno a los parques, las calles y las pistas que no va a ser fácil. El regreso tendrá un fuerte sabor a empezar de nuevo y eso es algo frustrante. Tienes que asimilar esta idea para no andar por ahí rumiando.

Ciertamente, costará un poco, pero tampoco es cierto que se trate de comenzar desde cero. La condición física que tenías en febrero no se puede haber perdido del todo debido a unos meses de obligatorio encierro, incluso, en el supuesto de que hayas estado sumido en la inmovilidad absoluta y comiendo, más de la cuenta, alimentos o chucherías pocos recomendables.

Dicen los expertos (por formación académica o por comprobación empírica) que recuperar la forma previa toma más o menos el mismo tiempo que haya durado la parada. Así que te recomiendo una cuarentena de paciencia.

ÉPALE 377