minumanual color

POR NATHALI GÓMEZ • @LAESPERGESIA

Gardel, desafiando las concepciones cronológicas de su época, cantó que 20 años no eran nada. Desde eso, algunas maneras de contar el tiempo se han diversificado, y no siempre el paso de las horas es susceptible al conteo del reloj. Hay quienes hablan de un tiempo cronológico, del relativo o del perdido, que pareciera el más valioso de todos, porque se tuvo y se malgastó. Algo así como lo que ocurrirá cuando destine unos minutos a leer este minimanual.

1. Imagínese escuchando el loop de su banco en línea: “Para nosotros su opinión en muy importante, manténgase en línea”.
2. Envíe un mensaje anhelado por whatsapp y espere la respuesta.
3. Sea niño de nuevo y dígase: “Manaña vamos a la playa”. ¿Cuántos siglos pasan entre los dos momentos?
4. Haga algo que le guste. El tiempo no será su aliado.
5. Cuente el tiempo real entre “te transfiero” y “ya me cayó la plata”.
6. Recuerde cómo trascurre la noche antes de un evento importante: un viaje, la visita al médico, un encuentro amoroso que promete.
7. Compre un aguacate y espere a que se madure sin aplicar ningún subterfugio, espere para voltear unas tajadas, meta al horno una mezcla para hacer una torta.
8. Recoja las gotas de sudor entre el lapso que pasa cuando alguien le dice “tenemos que hablar, pero no ahora” y el momento exacto de la conversación.
9. Despídase de alguien y comience la cuenta regresiva para el reencuentro.
10. Piense en las ausencias. ¿Cuánto demoran?

Sin título-1

ÉPALE 305 

Artículos Relacionados